Esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas y cómo dimensionarla

esquema-instalacion-placas-solares-fotovoltaicas
Antonio García, Jefe de obras en Cuerva
Escrito el 16 de abril de 2024
Compartir

La energía solar fotovoltaica ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años. Según datos de Red Eléctrica Española , la potencia solar fotovoltaica instalada se ha multiplicado por más de cinco puntos en los últimos años, pasando de 4.767 MW instalados a principios del 2019 a los 25.502 MW para febrero de 2024. Este incremento en la capacidad instalada viene de la necesidad de apostar por fuentes de energía más limpias y sostenibles como, en este caso, la proveniente de placas solares. ¿Es este tu caso?

Tanto si ya disfrutas de sus ventajas como si estás pensando en dar el paso para aprovechar esta fuente natural de energía, conocer cómo es un esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas seguro que te resultará de utilidad para comprender más cómo funcionan este tipo de instalaciones. 

Sin embargo, antes de descubrirlo, es importante aclarar primero algunos aspectos básicos, como los tipos de instalaciones de paneles solares que existen y sus componentes. Asimismo, si quieres obtener el máximo beneficio de una instalación fotovoltaica, también es imprescindible profundizar en aspectos más técnicos, como qué significa dimensionar una instalación fotovoltaica, por qué es necesario hacerlo antes de escoger el esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas más adecuado para cada caso y cómo se lleva a cabo dicho procedimiento. No dejes de leer y descubre cuáles son los principales factores a tener en cuenta.

Tipos de instalaciones de placas solares fotovoltaicas

En primer lugar, antes de proceder con el esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas, hay que diferenciar si se trata de una instalación industrial para consumo propio, una doméstica o una planta de generación renovable.

Instalación solar fotovoltaica para el autoconsumo (industrial y doméstica)


Existen dos grandes tipos de instalaciones solares fotovoltaicas domésticas e industriales para el consumo propio: 

  • Aisladas: se denomina aislada porque no tienes opción de conectarte a la red eléctrica, lo que conlleva la principal ventaja de evitar pagar la factura de electricidad. Es una alternativa totalmente autosuficiente, aunque te obliga a adoptar unos estrictos hábitos de consumo y a comprar baterías, lo que, a su vez, incrementa el coste de toda la instalación de forma irremediable. 
  • Conectadas a la red (on-grid): también ahorras en tu gasto energético y, al no tener que adquirir baterías, la inversión es más rentable y sostenible a largo plazo. La ventaja está en poder utilizar la energía solar durante el día y la procedente de la red eléctrica por la noche. Dentro de este tipo de instalaciones, debemos poner en relieve las llamadas “ comunidades energéticas”, es decir, una nueva forma de gestionar la generación y la distribución de energía que contribuye a la creación de un sistema energético descentralizado, justo, eficiente y colaborativo entre una serie de participantes, ya sean empresas o individuales. 

Asimismo, este modelo dispone de tres opciones:

  • Autoconsumo sin excedentes: es una instalación de autoconsumo que tiene un sistema antivertido que impide que entre energía eléctrica excedentaria a la red. 
  • Autoconsumo con excedentes: suministran energía eléctrica para el autoconsumo, pero, además, también pueden inyectar energía excedentaria en las redes de transporte y distribución. 
  • Autoconsumo compartido: es una instalación que se pone normalmente en complejos de viviendas, en su totalidad. Son capaces de suministrar energía solar a toda la vivienda en cuestión. 

En definitiva, la diferencia entre la aislada y la conectada a la red está en que la primera necesita obligatoriamente contar con las baterías para almacenar la energía producida, mientras que la otra puede prescindir de ellas. 

Plantas de generación renovable

A diferencia de las placas para el autoconsumo energético, las plantas de generación de energía renovable están ubicadas en grandes superficies o terrenos. Se componen de un gran número de paneles solares cuya energía generada no se usa de manera directa para un uso doméstico o empresarial. Un ejemplo de este tipo de proyectos es la Planta Solar Fotovoltaica “Camino de Ácula” que construimos y pusimos en marcha en febrero de 2023, y que suministra alrededor de 10,3 GWh al año de energía limpia y sostenible, equivalente al consumo de más de 3.000 hogares de la zona. 

¿Qué se necesita para una instalación de placas solares fotovoltaicas?

Para comenzar el proyecto, primero debes saber cuáles son los componentes básicos necesarios para que cualquier esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas se pueda implementar de forma correcta:

  • Placas. Se trata de paneles compuestos por módulos fotovoltaicos (policristalinos o monocristalinos), fabricados por un conjunto de células solares que transforman los rayos en electricidad. Las placas están hechas de silicio, un material semiconductor encapsulado. Estos paneles están anclados a una estructura y conectados en corriente continua a un inversor. 
  • Inversor. Este es un elemento indispensable porque transforma la energía producida por las placas en corriente que puede utilizarse después, esto es, la cambia de corriente continua a alterna. Por otro lado, es importante saber que hay cinco tipos de inversores
    • Inversores de onda senoidal pura: producen una onda senoidal casi perfecta que es similar a la corriente alterna suministrada por las redes eléctricas. Son ideales para alimentar dispositivos potentes que requieren una calidad de energía alta para funcionar.
    • Inversores de onda modificada: producen una forma de onda que simula a una onda senoidal, pero con transiciones más abruptas entre los máximos y mínimos. Resultan adecuados para dispositivos que no son particularmente sensibles a la forma de onda de la energía que reciben.
    • Inversores multietapa o multinivel: generan una forma de onda de salida que se aproxima más a una onda senoidal pura a través de múltiples etapas o niveles de voltaje. Se suelen utilizar en aplicaciones industriales y comerciales donde la calidad de la energía es crítica, así como en sistemas de energía renovable de gran escala.
    • Inversores con conexión a red: diseñados específicamente para sistemas fotovoltaicos que se conectan directamente a la red eléctrica. Estos inversores convierten la DC de los paneles solares en AC compatible con la red y optimizan la transferencia de energía a la red.
    • Inversores de aislada: operan de forma independiente de la red eléctrica y son ideales para sistemas donde no hay acceso a la red o se prefiere la autonomía energética. Requieren de baterías para almacenar la energía generada.
  • Baterías. Estos elementos almacenan la energía generada para que puedas recurrir a ella cuando el sol está ausente. 
  • Estructuras y soportes. Permiten colocar las placas en los tejados con una buena sujeción y con materiales de gran resistencia al desgaste. Esto es un punto importante al mantenerse siempre a merced de las inclemencias meteorológicas. 
  • Regulador de carga. Este componente resulta útil para que las baterías funcionen bien, ya que controla su carga y sobrecarga. Existen los reguladores MPPT y PWN. 
  • Contador bidireccional. Contabiliza el flujo de energía que se dirige al consumo directo y el que se inyecta o deriva a la red, porque es un excedente. 
  • Sistema de monitorización. El usuario dispone de una app para comprobar en tiempo real y remoto cómo funciona su instalación. Así, puede detectar posibles averías o fallos. 
  • Protecciones. Son elementos obligatorios por normativa y sirven para proteger la instalación. Las protecciones están divididas en las de corriente continua y corriente alterna. Las primeras protegen los paneles solares y el cable de corriente continua, y se instalan fusibles para proteger al inversor. Por otro lado, las de corriente alterna están formadas por un magneto térmico, un diferencial y un ICP de la instalación. Además, también se instala una protección para sobretensiones que protege a la instalación de cualquier problema de tensión que pueda producirse por fallo eléctrico.

Estos son los componentes que tienen todos los tipos de esquemas de instalaciones de placas solares fotovoltaicas que existen. Por otro lado, en el caso de las plantas de generación renovable, se requiere, además, de un o o varios centro s de transformación adicionales para conectar el sistema a la red eléctrica de alta tensión y para almacenar toda la electricidad generada. 

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir el esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas más adecuado?

A la hora de elegir un esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas, debes tener en cuenta el tipo de módulo y el inversor que tenga, de forma que se ajuste mejor a tus necesidades energéticas. Sobre todo, es importante valorar esto en el edificio o nave donde vas a aprovechar esa electricidad, por el tamaño de los paneles y la disposición del cableado. 

De la misma manera, también tienes que escoger las conexiones y realizarlas de forma correcta para que el voltaje sea el idóneo y saques el máximo rendimiento al equipo. Y es que debes saber que tiene que existir una compatibilidad entre todos los elementos de la instalación. 

Por último, tras seleccionar el modelo de placas solares, a la hora de colocarlas, aspectos como la ubicación, la orientación y la inclinación son claves para obtener una mayor exposición a los rayos del sol; de ahí la necesidad de saber cómo dimensionar una instalación solar fotovoltaica, algo que te explicamos a continuación.

¿Por qué es importante dimensionar una instalación fotovoltaica antes de escoger el esquema que más conviene?

Dimensionar una instalación fotovoltaica de forma correcta permite responder a cuestiones como cuántos paneles solares y de qué tipo serán necesarios, cuál será el coste de la instalación, en cuánto tiempo se estima que podrá amortizarse, etc., y todo ello antes de realizar la instalación.

Por tanto, esto garantiza que la instalación fotovoltaica:

  • Cumpla con las regulaciones y los estándares específicos de la instalación de sistemas fotovoltaicos, así como con las necesidades energéticas y las demandas adicionales de la persona o empresa que la instala. Este cumplimiento incluye, por supuesto, el aspecto de seguridad. En este sentido, un buen dimensionamiento ayuda a que el diseño, además de efectivo, sea seguro, tanto para la propia instalación como para los usuarios.
  • Genere la cantidad óptima y de la forma más eficiente posible, evitando la sobreproducción o subproducción, minimizando el desperdicio de recursos y reduciendo la dependencia de la red eléctrica convencional. Un buen dimensionamiento facilita que la instalación produzca la cantidad de energía más adecuada para cada caso concreto.
  • Sea una inversión rentable, dado que se produce la cantidad requerida de energía y se maximiza su rendimiento. Esto reduce los costes operativos y permite amortizar los gastos iniciales. Hay que tener en cuenta que las placas solares tienen una vida útil de al menos 25 años, por lo que es necesario diseñar la instalación para que sea rentable durante periodos largos de tiempo. Encontrar un balance entre la inversión y la producción de energía asegura esta rentabilidad a largo plazo.

Por el contrario, si no quieres asumir riesgos ni la inversión inicial de una instalación de placas solares fotovoltaicas, puedes contar con proyectos de PPA*. Se trata de un tipo de contratos de compraventa en el que el cliente llega a un acuerdo, a largo plazo, con un productor o una comercializadora para comprar electricidad a un precio fijo, siempre más económico que el de la red eléctrica convencional. 

También, es importante que sepas que algunas administraciones ofrecen ayudas fiscales para instalaciones solares, en cuyo caso suelen pedir ciertos requisitos, como que no supere una cierta potencia. Un adecuado dimensionamiento te ayuda a que puedas disfrutar de estos incentivos y apoyos para tu instalación .

*En Cuerva, podemos ayudarte con una valoración sin compromiso que te ayude a determinar qué tipo de instalación de placas solares es la más adecuada según tu ubicación y necesidades específicas. Tanto en formato contrato PPA, sin inversión inicial, como EPC completo.

¿A qué nos referimos con dimensionar una instalación fotovoltaica?

Dimensionar una instalación solar fotovoltaica consiste en realizar un estudio previo a la ejecución del proyecto que incluya el análisis de una serie de factores clave, con el objetivo de diseñar una instalación de generación de energía solar eficiente y funcional. 

Entre los parámetros y componentes fundamentales que se deben considerar a la hora de dimensionar una instalación fotovoltaica, podemos destacar el análisis de la localización geográfica (radiación solar incidente, inclinación, latitud, orientación de los paneles, etc.), del espacio disponible para su instalación, qué necesidades de consumo debe cubrir, cuál es el presupuesto disponible, etc.

¿Cómo dimensionar una instalación fotovoltaica?

Dimensionar una instalación fotovoltaica es algo complejo y, por lo tanto, debe realizarlo personal especializado y con la suficiente experiencia en instalaciones de cualquier tipo. 

En este sentido, algunos de los factores más importantes a tener en cuenta en este proceso son los siguientes:

  • Consumo de energía: es necesario adecuar la capacidad de producción de la instalación solar a la energía que se necesita. Esta información se puede obtener estudiando el consumo actual y el histórico. 
  • Superficie disponible para la instalación: este es otro factor importante, ya que es necesario tener espacio para colocar todos los paneles solares. Además, hay que valorar el estado de la superficie, ya sea una cubierta, tejado, suelo, etc., y la presencia de elementos que pueden dificultar la instalación, como chimeneas, ventanas, etc.
  • Condiciones de la localización geográfica: otro factor imprescindible que se debe considerar a la hora de dimensionar una instalación fotovoltaica es las condiciones del lugar en el que se quiere implementar el esquema de instalación de placas solares fotovoltaica: cuál es la radiación solar, la latitud, la inclinación, etc. Asimismo, en la medida de lo posible, se debe evitar que los paneles queden en zonas con sombras, ya sean producidas por otros edificios, árboles u otros elementos del entorno.
  • Orientación e inclinación: lograr una buena orientación e inclinación es fundamental para maximizar la producción de energía con placas solares. Por tanto, hay que estudiar qué opciones ofrece el tejado o superficie donde se realice la instalación, esto es, si tiene una orientación e inclinación favorable, teniendo la posibilidad de utilizar un tipo de estructura coplanar, o es necesario colocar alguna estructura triangular para mejorarla.
  • Eficiencia de los paneles solares: no todos los paneles solares son iguales. Existen diferentes calidades de fabricación, tamaños y potencias que influyen a la hora de dimensionar una instalación fotovoltaica. 

Ahora bien, dentro del dimensionamiento, es clave determinar cuántos paneles se necesitan y hacer el cálculo tanto del inversor como de las protecciones involucradas.

¿Cómo calcular cuántos paneles solares se necesitan?

El dimensionamiento de la instalación es clave para poder determinar cuántos paneles solares se necesitan en una instalación. Asimismo, la elección del tipo de panel solar que se va a usar, como acabamos de ver, también contribuirá a definir cuántos paneles solares son necesarios. Y es que cada caso puede tener una solución diferente dependiendo de todos estos factores. 

Por ejemplo, si se cuenta con una superficie amplia y bien orientada, se puede optar por colocar paneles menos eficientes, pero más económicos , dado que es posible compensar su rendimiento colocando un mayor número de ellos. Sin embargo, en otros casos, puede ocurrir todo lo contrario: el espacio puede ser muy limitado y hay que optar por paneles solares de alto rendimiento y potencia para lograr una mayor producción por metro cuadrado .

¿Cómo se hace el cálculo del inversor de una instalación solar fotovoltaica?

El cálculo del inversor para una instalación solar fotovoltaica implica determinar la capacidad necesaria para convertir la energía de corriente continua generada por los paneles solares a corriente alterna utilizada por los equipos de consumo y, en algunos casos, para inyectar excedentes a la red eléctrica. Para dicho cálculo, el procedimiento a seguir es el siguiente:

  1. Calcula la potencia total de los paneles solares, sumando la potencia nominal (en vatios, W) de todos los paneles solares en tu sistema. El resultado será la máxima cantidad de energía que los paneles pueden generar en condiciones ideales.
  2. Considera el factor de sobredimensionamiento. Los sistemas fotovoltaicos suelen producir menos energía que su capacidad nominal, debido a factores como la eficiencia del inversor, pérdidas en los cables, condiciones climáticas y la orientación e inclinación de los paneles. Para compensar esto y aprovechar al máximo los picos de producción, es común sobredimensionar el inversor de un 10% a un 25% respecto a la potencia total de los paneles. Sin embargo, es importante no exceder las capacidades máximas permitidas por el fabricante del inversor.
  3. Calcula la potencia mínima del inversor a través de la siguiente fórmula:
    Potencia mínima del inversor = Potencia total de los paneles solares × Factor de sobredimensionamiento
  4. Calcula la demanda de energía. Determina la energía que consumirán los dispositivos, equipos y maquinarias que el inversor necesitará alimentar. Esto te dará una idea de la capacidad mínima que el inversor debe tener para satisfacer la demanda. Para ello, haz lo siguiente:
    • Identifica la potencia (en vatios o kilovatios) de cada dispositivo. Esta información suele estar reflejada en el manual del usuario o en una placa de características en el propio dispositivo.
    • Una vez ya conoces la potencia, entonces estima el tiempo de uso diario de cada dispositivo (en horas).
    • Calcula el consumo diario de cada dispositivo, multiplicando la potencia de cada dispositivo (en kW) por su tiempo de uso diario (en horas) para obtener el consumo diario en kilovatios-hora (kWh).
    • Suma el consumo diario de todos los dispositivos para obtener el total de consumo diario en kWh.
  5. Utiliza un inversor cuya potencia mínima sea igual o mayor a la demanda de energía.

¿Cómo se calculan las protecciones de una instalación solar fotovoltaica?

A continuación, te enseñamos a realizar el cálculo de las capacidades de diferentes protecciones de una instalación fotovoltaica bajo el esquema en serie. Sin embargo, ten en cuenta que la cantidad y el tipo de protecciones suele variar entre esquemas y tipos de instalaciones.

Antes de iniciar este proceso, debes tener a tu disposición la ficha técnica de los paneles solares fotovoltaicos. Luego, comienza a calcular la tensión y la corriente:

  • Para la tensión: multiplica el voltaje de circuito abierto del panel (en la ficha técnica) por el número de paneles que están en serie. El resultado lo multiplicas por 1,20, que es el factor de corrección aplicable para este caso. El resultado final de la tensión estará reflejado en voltios (V).
  • Para la corriente: multiplica la intensidad de cortocircuito (en la ficha técnica) por 1,25, el factor de corrección en este caso. El resultado final de la corriente estará reflejado en amperios (A).

Estos datos te servirán para elegir protecciones como fusibles, magnetotérmicas, breakers, SPD (sobretensiones), seccionadores o interruptores de aislamiento, etc., que sean capaces de soportar, como mínimo, tanto el voltaje como el amperaje que acabas de calcular.

En cuanto al cálculo de protecciones de paneles solares en serie que están en paralelo, el mecanismo es igual. Cada serie debe tener sus propias protecciones por separado (calculadas con el mismo método de arriba) y, adicionalmente, en la salida de las series en paralelo, se deben colocar protecciones capaces de soportar la suma de todas las corrientes de cada serie. En este sentido, el amperaje (la corriente) aumenta en función de la cantidad de series, pero el voltaje (la tensión) se mantiene.

Tipos de esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas

Una vez que se ha dimensionado la instalación, es el momento de escoger el esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas más adecuado.

En general, existen tres tipos de esquemas de instalación de placas solares fotovoltaicas, cada uno diseñado para cubrir unas necesidades específicas de potencia eléctrica. En este sentido, aunque utilicen los mismos componentes básicos que hemos visto en el apartado anterior, cada esquema requiere de una configuración de conexiones distinta al resto.

Por esa razón, antes de entrar en detalle en cómo calcular y dimensionar una instalación fotovoltaica, es necesario ver algunos ejemplos de cómo se implementan en la práctica los esquemas según los diferentes tipos de instalaciones (sin baterías y conectadas a red o con baterías y aisladas).

Esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas en paralelo

Se conectan los polos negativos, por un lado, y los positivos, por otro. Aquí la intensidad aumenta, mientras que la tensión se mantiene igual . Por ejemplo, se puede optar por la conexión en paralelo a través de módulos con potencias entre los 200 y los 260 W, así como el hecho de que las instalaciones solares tienen que contar con una tensión de 24 o 48 V en corriente continua.

¿Cómo implementar un esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas en paralelo? Te presentamos los pasos a continuación:

  1. Se conectan todos los terminales positivos de los paneles solares, por un lado, y todos los terminales negativos por el otro. Esto se logra utilizando cables que se ramifican desde cada panel hacia puntos comunes de unión para los positivos y otro para los negativos.
  2. Una vez que los terminales positivos están unidos en un punto común y los negativos en otro, se procede a tomar un solo cable desde el punto de unión de los positivos y se conecta al terminal positivo del regulador de carga, y después se toma un solo cable desde el punto de unión de los negativos y se conecta al terminal negativo de dicho regulador.
  3. Se conecta el terminal negativo del regulador de carga al terminal negativo de la batería o banco de baterías (si están conectadas en serie o paralelo para aumentar voltaje o capacidad). Del mismo modo, el terminal positivo del regulador se conecta al terminal positivo de la batería o banco de baterías. Es recomendable conectar primero el cable negativo y luego el positivo entre las baterías y el regulador de carga para minimizar riesgos de cortocircuitos durante la instalación.
  4. Se conecta el inversor a las baterías bajo la misma lógica (positivo con positivo y negativo con negativo).
  5. Se conecta la salida del inversor al cuadro de distribución eléctrica del sistema, desde donde se distribuye la energía a los puntos de consumo.

Esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas en serie

Este tipo de conexión es ideal para viviendas. En este esquema en serie se conecta el polo positivo de una placa con el negativo de la siguiente, y así sucesivamente formando una cadena o serie de paneles. De esta manera, se incrementa la tensión, pero la intensidad es la misma.

¿Cómo implementar un esquema en serie para una instalación de placas solares fotovoltaicas sin baterías y conectadas a la red? Estos son los pasos a seguir:

  1. Se inicia conectando el terminal positivo del primer panel solar al terminal negativo del siguiente panel. Este proceso se repite hasta conectar todos los paneles solares deseados en la serie. Así, el último panel tendrá su terminal positivo libre, y el primer panel tendrá su terminal negativo libre.
  2. Se conecta el terminal negativo libre del primer panel en la serie al terminal negativo del inversor, y el terminal positivo libre del último panel se conecta al terminal positivo del inversor.
  3. Se conecta el inversor al contador bidireccional y, al mismo tiempo, al cuadro de distribución eléctrica. Este último paso es el que permite que la energía se utilice para alimentar cargas eléctricas dentro de la propiedad, por lo que debe estar conectado a dicho sistema eléctrico interno.
  4. Se conecta el contador bidireccional directamente a la red eléctrica externa, sirviendo como intermediario entre el inversor y la red eléctrica para contabilizar tanto la energía que entra desde esa red como la energía que se le inyecta por un excedente producido.

En cuanto a las protecciones en el esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas sin baterías y conectadas a la red, estas se deben colocar en tres ubicaciones estratégicas:

  • Cerca de los paneles solares, para proteger la salida de los paneles o las cadenas de paneles antes de que se combine o entre al inversor.
  • En o cerca del inversor, para proteger las conexiones que hay tanto en el lado por donde entra la corriente continua (DC) como por el de salida de la corriente alterna (AC) del inversor.
  • En el panel de distribución, donde la energía se distribuye a la propiedad o se conecta a la red, asegurando que cualquier problema en el sistema fotovoltaico no afecte el sistema eléctrico interno, o viceversa.

Esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas mixto

La combinación de ambos esquemas anteriores da como resultado el tipo mixto, con el que aumenta tanto la intensidad como la tensión, según sea la configuración de las conexiones de las placas. 

Ten la seguridad de contar con el esquema de instalación de placas solares fotovoltaicas y el dimensionamiento adecuados

Ahora ya puedes considerarte más experto sobre cómo está formado cada esquema de una instalación de placas solares fotovoltaicas. Asimismo, tendrás un buen criterio para elegir la mejor opción sobre el profesional adecuado para dimensionar y realizar una instalación fotovoltaica en tus infraestructuras. 

En este sentido, dimensionar una instalación fotovoltaica es una tarea crucial, dado que facilita que la instalación funcione de forma óptima, con el objetivo de que puedas aprovechar todo el potencial de la generación renovable. En Cuerva podemos ayudarte en el diseño, desarrollo y ejecución de plantas solares fotovoltaicas o instalaciones de autoconsumo solar industrial.

El sector energético está viviendo un cambio de paradigma y los usuarios tenemos la capacidad de cambiar el modo de generar y consumir energía para hacerlo de forma más accesible, más sostenible y más transparente. 

Por eso, en Cuerva aceptamos el reto de acompañarte en esta transición , como ya hemos hecho para empresas top como Puleva, Emasagra, Aceites Maeva, Fundación Caja Granada, Herogra Fertilizantes o Nordwik , que han confiado en nuestra experiencia como nativos renovables para sumar más megavatios verdes al planeta, a la vez que experimentan un ahorro considerable en sus cuentas financieras.

Por esta razón, si buscas un equipo profesional y con experiencia para realizar un proyecto de energía solar fotovoltaica, en Cuerva ponemos a tu disposición todo nuestro conocimiento, tanto en el dimensionamiento y en la ejecución del proyecto como en el mantenimiento de la instalación.

¿Te sumas a la transformación energética basada en la fiabilidad, profesionalidad y cercanía ? Si quieres que te ayudemos a optimizar tu gestión y consumo energéticos y a reducir tu impacto negativo en el planeta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Publicado originalmente el 23 de diciembre de 2022 y actualizado el 16 de abril de 2024.

Banner image - infografía paneles solares

Infografía gratuita

Descubre nuestra infografía en la que te damos las claves para aprovechar al máximo la energía solar a través de panales solares.

Sobre el autor

Antonio García, Jefe de obras en Cuerva
Antonio se unió a Cuerva en mayo de 2021 como jefe de obras, donde se encarga de la gestión de obras que van a ser ejecutadas del departamento de servicios industriales y energéticas, así como el apoyo a oficina técnica. Si bien antes de unirse a Cuerva, estaba especializado en proyectos fotovoltaicos, ahora lleva obras de diversa índole: telecomunicaciones, electricidad o energías renovables. Es Graduado en Ingeniería Electrónica Industrial por la Universidad de Jaén.
Artículos sobre Construcción e instalación
transformadores-electricos
infraestructura-de-telecomunicaciones
mantenimiento-predictivo
Mantenimiento de edificios

Únete para ser parte de la transformación y mejora del sector de la energía.

Suscríbete y recibe historias relacionadas con la transformación energética, artículos de nuestros expertos y recursos gratuitos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada.

Horario de atención:

Lunes a viernes 08:00 a 15:00 horas