Generación eléctrica distribuida: qué es, características y beneficios

generacion electrica distribuida
Fabio Henao, Responsable de Mantenimiento de Red en Cuerva
Escrito el 6 de diciembre de 2023
Compartir

¿Sabías que el precio de la luz en España, en 2022, fue el más caro de la historia? De acuerdo con datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE), durante ese año, el coste de la electricidad casi duplicó al del año anterior

Si bien los precios de la luz han descendido en 2023, la volatilidad sigue presente en nuestro día a día. Por ello, han surgido nuevas tecnologías en el mercado energético, con el fin de combatir al sistema tradicional y establecer el camino hacia un futuro más limpio y sostenible.

En este contexto, una de las soluciones que ha ganado protagonismo es la generación eléctrica distribuida o descentralizada, que supone una evolución en la producción de energía, ya que el papel del consumidor y proveedor cambia tal y como lo conocemos hoy en día. Y es que, a diferencia del sistema centralizado, este modelo permite obtener energía procedente de múltiples fuentes y reduce la frecuencia de los cortes de suministro.

¿Quieres conocer más sobre las singularidades de esta modalidad? A continuación, te explicamos qué es la generación eléctrica distribuida, cómo funciona y qué beneficios aporta en la consecución de un sistema eléctrico más eficiente y accesible.

¿Qué es la generación eléctrica distribuida y cómo funciona?

La generación eléctrica distribuida es aquella que produce energía eléctrica mediante pequeñas instalaciones de generadores instaladas en puntos próximos a las localidades consumidoras , abasteciendo a la red tanto en la que estén situadas como a la general.

Se trata de un mecanismo válido para:

  • Una única estructura, ya sea una vivienda o un negocio.
  • Una microrred, esto es, una red más pequeña conectada al sistema eléctrico principal y distribuida por el territorio geográfico. 

En realidad, cuando hablamos de una generación eléctrica distribuida, nos referimos a una vía alterna al mercado tradicional, ubicada en lugares remotos, para aproximarlos a las ciudades y evitar pérdidas importantes en la transmisión de energía provocadas por las largas distancias. 

De esta manera, con este modelo, se promueve la participación activa del usuario en el sistema eléctrico , ya que el consumidor pasa a generar, compartir y vender su propia energía (prosumidor), generada a partir de diversas fuentes de origen renovable, como la solar, eólica o hidroeléctrica, entre otras. 

Es decir, se abre la puerta a que hogares, industrias y empresas puedan producir energía por medio de pequeñas instalaciones domésticas o comunidades energéticas que también pueden generar, almacenar, consumir y hasta vender electricidad en el mercado.

Además, la generación eléctrica distribuida funciona junto con las redes inteligentes o smart grids . Estas conexiones entre las centrales de producción y los puntos de suministro permiten maximizar la optimización del consumo eléctrico mediante el análisis de datos . De hecho, es posible detectar las necesidades de consumo energéticas y transferirlas a las centrales para que conozcan de primera mano cuánto deben producir, así como también permiten informar a particulares y empresas de aquellos aparatos eléctricos que consumen más energía.

Es más, este método de generación de electricidad es común en las smart cities o ciudades inteligentes, las cuales aprovechan el potencial de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para promover el desarrollo sostenible, reduciendo la huella de carbono y mejorando la calidad de vida de las personas.

Características de la generación eléctrica distribuida

La mayoría de los recursos de generación eléctrica distribuida precisan de las siguientes características:

  • Infraestructura de comunicación y control: en la mayoría de casos, se utiliza un sistema conocido como SCADA*, que permite supervisar y controlar el funcionamiento del sistema eléctrico.
  • Equipos de medición inteligentes(smart meters) para garantizar que los propietarios reciben la compensación adecuada para su consumo.
  • Software que gestione y maximice la eficiencia de la generación distribuida. De esta manera, se supervisan las limitaciones y características de cada activo, mientras que los operadores trabajan de forma eficaz.

*SCADA: es una herramienta que controla, supervisa, recopila, analiza datos y genera informes sobre l a red eléctrica a distancia para detectar incidencias y asegurar la continuidad y calidad de suministro eléctrico.

¿Cuáles son los beneficios de la generación eléctrica distribuida?

La generación eléctrica distribuida ofrece una serie de ventajas frente a las grandes centrales eléctricas en diversos ámbitos. A continuación, te detallamos las más importantes:

1. Reduce las pérdidas de electricidad y aumenta la eficiencia

Una de las grandes ventajas de la descentralización del suministro eléctrico es que disminuye las pérdidas de energía en el transporte de electricidad desde la producción hasta el consumidor. Esto se debe a que la producción de energía es local o próxima a zonas geográficas cercanas a los consumidores, lo que, a su vez, hace que la distancia del transporte se reduzca, evitando esas pérdidas que hemos mencionado.

Asimismo, de esta manera, también se reducen las pérdidas provocadas por la sobrecarga ocasionada por el efecto Joule*, lo que supone la obtención de un sistema eléctrico más eficiente.

*El Efecto Joule es un fenómeno físico que se produce cuando una corriente eléctrica atraviesa un conductor y se transforma en calor. Esta generación de calor provoca pérdidas de energía eléctrica.

2. Mejora la fiabilidad y la calidad del sistema eléctrico

La localización de las distintas fuentes de generación, lo que se conoce como microgeneración (concepto que veremos más adelante), permite que un fallo en una instalación concreta no provoque limitaciones para el resto del sistema eléctrico, de manera que este puede seguir suministrando a particulares y empresas. Por tanto, una incidencia no supone un fallo generalizado en el sistema.

3. Proporciona una mayor independencia energética

La descentralización de la electricidad permite que la oferta de energía se expanda por todo un territorio. Esto reduce los costes y aumenta la disponibilidad de energía en un mayor número de localizaciones , lo que conduce a una mayor independencia energética.

Esto no solo contribuye a llevar la electricidad a multitud de rincones, sino a que tanto organizaciones, particulares como entidades públicas tengan una autonomía superior en la generación y distribución de energía. De este modo, estas entidades o personas pueden agruparse y constituirse como comunidades energéticas para convertirse en productores, consumidores y gestores de su propia energía, teniendo en cuenta, además, aspectos como la eficiencia energética, gestión inteligente de energía y optimización del consumo.

4. Permite el acceso de energía renovable y local al público general

Los territorios con difícil acceso a la energía pueden aprovechar los recursos renovables locales, gracias a instalaciones de capacidad de reducido tamaño, como puede ser el uso de la energía solar mediante los sistemas fotovoltaicos.

De hecho, las energías renovables son las más comunes en la generación eléctrica distribuida, ya que sus dimensiones permiten mantenerse cerca de los puntos de consumo y reducir así el número de emisiones generado por las grandes centrales. Por tanto, el uso de esta tecnología contribuye al desarrollo de las fuentes de origen renovable.

5. Reduce los costes

Emplear sistemas de energía descentralizados resulta más rentable que depender al 100% de la red convencional. En este sentido, las pymes españolas ocupan la 5ª posición en pagar la luz más cara de Europa. Es por eso que apostar por el autoconsumo ayuda a reducir los costes y la dependencia nacional del exterior, minimizando los altos gastos en la compra de crudo o gas natural.

Del mismo modo, los consumidores quedan protegidos frente al aumento de los costes de energía y pueden recibir descuentos por el excedente generado y su vertido a la red , lo que se conoce como compensación de excedentes. Por ejemplo, si un hogar instala paneles solares en su tejado y quiere una compensación económica por la energía sobrante, al finalizar el mes, la comercializadora hará los cálculos y reflejará en la factura de luz el descuento generado. No obstante, solo influye en la parte variable y se compensará hasta quvalorese el importe llegue a cero. El resto de la energía se inyectará gratis a la red.

6. Genera empleo e inversión privada

La generación eléctrica distribuida también favorece el desarrollo económico.  Esto provoca un aumento de la inversión privada y generación de empleo en las localidades, teniendo en cuenta toda la cadena de valor, desde la fabricación hasta la instalación de los sistemas. 

Y, además, fomentan el desarrollo de la sostenibilidad.

Impacto de la generación eléctrica descentralizada

A pesar de sus ventajas, cabe mencionar que la generación eléctrica distribuida también puede tener un impacto en el medioambiente. Por ejemplo:

  • Los sistemas e infraestructuras necesarias para la generación eléctrica distribuida requieren de espacio disponible cerca del consumidor final y pueden provocar una imagen desagradable a la vista.
  • La generación distribuida procedente de la quema de combustibles fósiles también puede tener un impacto nocivo para el planeta. Y es que, aunque pueda hacerlo a una escala inferior, se efectúa cerca de los núcleos de población.
  • Tecnologías como la biomasa, la incineración de residuos o la combinación de calor y electricidad pueden requerir agua para generar el vapor o refrigeración.
  • Aquellos sistemas de descentralización energética que hacen uso de la combustión pueden reducir la eficiencia respecto a las instalaciones centralizadas a causa de eficiencias de escala.

¿Cómo y dónde se distribuye la energía eléctrica?

La generación eléctrica distribuida abastece las zonas cercanas a las que proporciona energía. Normalmente, se hace uso de la energía solar, pero dependiendo del sector, es posible que los sistemas más usados varíen.

De este modo, en el caso del sector residencial, los recursos más utilizados son:

  • Energía solar fotovoltaica.
  • Turbinas eólicas de reducido tamaño.
  • Generadores de emergencia (gasolina o gasóleo).
  • Gas natural.

Por otra parte, en el sector industrial y comercial, algunos de los sistemas de generación eléctrica empleados son:

  • Energía eólica.
  • Paneles fotovoltaicos.
  • Energía hidráulica.
  • Combustión de biomasa.
  • Motores de combustión alternativos.

Microgeneración eléctrica

La microgeneración eléctrica emplea fuentes de generación de reducido tamaño que se distribuyen por la ciudad. Estos recursos energéticos tienen la posibilidad de incluir generadores de menos de 1 MW, es decir, generadores a pequeña escala, pero también con capacidades de hasta 10 MW. En ambos casos, el funcionamiento puede transcurrir de manera independiente a través de microrredes o devolver la energía a la red eléctrica central.

En realidad, se trata de un sistema colaborativo con las grandes centrales para proporcionar mayor autosuficiencia a las ciudades y evitar una fuerte dependencia de las grandes centrales en su abastecimiento. Algunos tipos de microgeneración son:

  • Paneles solares fotovoltaicos. La gran ventaja de los paneles fotovoltaicos es su facilidad para adaptarse prácticamente a cualquier establecimiento o edificio, aprovechando el autoconsumo y evitando la dependencia energética de la red convencional. Asimismo, ofrece parte de la electricidad a la red eléctrica de la zona geográfica en particular.
  • Vehicle to grid (V2G). El término Vehicle-to-Grid consiste en el flujo de electricidad bidireccional entre vehículos y la red eléctrica gracias a las redes inteligentes, también conocidas como smart grids.

Esta tecnología no se limita a la carga de baterías, sino que también suministra electricidad de origen renovable a la red cuando lo necesite, lo que supone un cambio de paradigma en el sector de la movilidad, tal y como lo conocemos hoy en día. De esta manera, contribuye al equilibrio en la red eléctrica, permitiendo que los vehículos eléctricos actúen como almacenadores de energía móvil. Además, la entrega de energía a la red se produce con rapidez, algo que no todas las fuentes de generación tienen la facilidad para hacerlo.

  • Aerogeneradores. Otra de las aplicaciones en el ámbito de la generación eléctrica distribuida son los aerogeneradores, pequeñas turbinas eólicas que pueden constituirse como el complemento ideal para la energía fotovoltaica en el uso residencial. Esta tecnología se destina para aplicaciones de pequeña escala y aprovecha la energía eólica en viviendas, industrias y espacios públicos. 

En este sentido, si bien es una opción interesante para las residencias, también es útil como una fuente de alumbrado público en carreteras, aeropuertos o puentes, por ejemplo. 

La generación eléctrica distribuida: clave en el modelo energético del futuro

La implementación de la generación eléctrica distribuida transforma el modelo energético que conocemos actualmente y lo convierte en un sector más eficiente, económico y sostenible, tanto para las distribuidoras como para los consumidores. No obstante, sin duda, hablamos de un cambio en la sostenibilidad del mercado energético que permitiría reducir el impacto ambiental junto con otras energías limpias y renovables. 

Para ello, es necesario una transformación en las funciones del consumidor, el cual debe pasar de ser un usuario pasivo a tener una participación más activa en el mercado energético para producir e, incluso, compartir o vender energía.

En definitiva, la energía se dirige a un modelo más sostenible donde la descentralización se convierte en un factor clave para su desarrollo. Las comunidades energéticas pueden ser una vía potente para llegar a esa meta, porque no solo hablamos de reducir el impacto negativo en el medioambiente, sino de poner el foco en el usuario y mejorar su calidad de vida.

En Cuerva queremos hacer llegar la energía a todos los hogares, negocios e instituciones, apostando siempre por una energía limpia en todo el proceso. En esta misión, además de ofrecer un servicio completo de operación, monitorización y mantenimiento, hemos creado Vergy, una compañía independiente que facilita el acceso a una energía limpia y colaborativa por medio de comunidades energéticas locales.

Esto lo hemos llevado a cabo a través de diversos proyectos, como es el caso de los Living Labs de la zona rural de Escúzar, en Granada. También, estamos trabajando en tres plantas fotovoltaicas de generación distribuida (PSFV Hoyas Grandes I, II y Serrano) que, junto a Ácula, suman un total de unos 20 MW de potencia pico.

¿Quieres formar parte de la transición energética? Rellena este formulario y deja que te asesoremos sobre lo que realmente necesitas.

banner sobre el futuro de la energía en España

Ebook gratuito

La hoja de ruta hacia un futuro energético sostenible e independiente

Sobre el autor

Fabio Henao, Responsable de Mantenimiento de Red en Cuerva
Artículos sobre Nuevos roles de la energía
flexibilidad-energetica
vehiculos conectados
comunidades energéticas locales
árbol solar

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas