¿Sabes qué son los proyectos EPC? Ejemplos reales y beneficios

epc-proyectos
José Castillo, Jefe de equipo, Servicios Industriales y Edificación en Cuerva
Escrito el 28 de octubre de 2022
Compartir

Los proyectos EPC, también llamados contratos EPC, son opciones viables y aconsejables para instalar sistemas de autoconsumo fotovoltaico en empresas. Te explicamos en qué consisten.

EPC son las iniciales de los términos ingleses Engineering, Procurement and Construction. Esto, traducido al español, se convierte en una solución adecuada para ahorrar en las facturas eléctricas de las compañías apostando por el autoconsumo.

Proyectos EPC en instalaciones fotovoltaicas

Cuando una instalación fotovoltaica se realiza a través de un contrato EPC, quiere decir que se está entregando un proyecto “llave en mano”. Esta es una metodología en la que la empresa que provee esta opción instala un sistema fotovoltaico que incluye todo lo necesario, desde el desarrollo conceptual de la instalación hasta la construcción y puesta en marcha . Para tal finalidad, se procede de forma previa a evaluar de manera personalizada las necesidades del cliente con el fin de proveer todos los equipos necesarios, así como solucionar los trámites legales requeridos para completar la instalación.

Las características principales de los contratos EPC

El cliente recibe una instalación lista para funcionar que se acaba por amortizar en un plazo medio de años (según las características y coste de la instalación) gracias al notable ahorro energético. Para que dicha amortización sea eficiente y se produzca en el menor tiempo posible, el proyecto EPC constará de:

  1. Evaluación y diseño: se analiza el emplazamiento, se busca la mejor superficie y se diseña según las características diversas de la zona, como condiciones meteorológicas o afectación estacional. Además, se debe diseñar según el criterio de proporcionalidad para lograr la mayor capacidad de autogeneración de energía.

  2. Trámites legales: seguir un esquema EPC implica que, al ofrecer un servicio integral, la compañía proveedora será quien tramite todo tipo de permisos legales necesarios.

  3. Elección y adquisición de equipos: la empresa proveedora se encarga de disponer de todo el equipo necesario, incluidos los paneles solares o el tipo de inversor, por ejemplo. Se debe contar con equipo de las mejores marcas para asegurar la vida útil extensa de las instalaciones, que dispondrán de los mejores componentes.

  4. Instalación del sistema: etapa final en la que se ejecuta la instalación y se pone en marcha. Los paneles solares y el inversor, así como todos los accesorios y conectividades de red deben funcionar a la perfección. Para ello, la empresa proveedora comprueba la operativa antes de entregar al cliente el proyecto “llave en mano”.


Los beneficios y las garantías de los sistemas EPC

¿Qué garantías ofrecen los proyectos EPC? Todo contrato “llave en mano” contará con:

  • Garantía de ejecución de obra: es una garantía técnica para la ejecución de la obra de construcción y montaje. Se garantiza la finalización en tiempo y forma según los acuerdos indicados en el contrato.
  • Garantía de avance de pago: el promotor negocia un adelanto del monto contratado. De esta forma se comienzan las acciones de adquisición de materiales para iniciar la obra.
  • Garantía de calidad: es decir, una garantía de buen funcionamiento que se solicita mientras se monta la planta tras la fase de Comisionamiento para cubrir defectos y deficiencias que pudieran retrasar su puesta a punto. Dicha garantía se suele extender, de media, unos 24 meses.

Además, los contratos EPC también cuentan con una serie de ventajas notorias:

  • Propiedad plena de la instalación: la propiedad inmediata de la instalación es del cliente en el mismo instante en que recibe las “llaves en mano”. Es más, no se paga la energía que genera la infraestructura, ya que la suma total de lo ahorrado se destina a amortizar la inversión, retornando en pocos años.
  • Procesos incluidos: todos los procesos relacionados con el contrato EPC están incluidos, por lo que no se tramitan más contratos, compras adicionales de servicios o subcontratos. El tiempo es valioso, así pues, el cliente solo paga lo acordado.   
  • Sin comisiones: no se pagan comisiones a los proveedores de electricidad de la red convencional. Es más, en nuestro país tampoco hay impuestos asociados a su uso.

Cómo elegir un buen proveedor de proyectos EPC

Dicho esto, ¿cómo puedes estar seguro de que aciertas en tu elección de proveedores de contratos EPC? En nuestro caso, por ejemplo, ponemos al servicio del cliente toda nuestra experiencia probada y profesionalidad tras años de trabajo en el sector.

Para salir de dudas, al apostar por Cuerva para tus proyectos EPC fotovoltaicos verás la garantía plena del trabajo realizado, no solo a nivel de amortización de la inversión si no a una perfecta ejecución de obra sin desvíos.

Actuamos de forma responsable y metódica por el beneficio de los clientes que confían en nuestras manos experimentadas y en nuestro equipo experto, profesional y enfocado en ofrecer las mejores soluciones para recibir, a cambio, un alto grado de satisfacción y optimización de los recursos.

Sobre el autor

José Castillo, Jefe de equipo, Servicios Industriales y Edificación en Cuerva
José se incorporó en Cuerva en 2015 para construir y potenciar el departamento de instalaciones eléctricas que se acababa de crear. Desde entonces, el crecimiento ha sido exponencial tanto en el número de trabajadores de oficina y campo, como de proyectos en cartera.
Artículos sobre Construcción e instalación

Contacta con nosotros

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada.

Horario de atención: 9:00h a 18:00h.