Invertir en energías renovables: cómo hacerlo y por qué es una buena oportunidad

Cómo invertir en energías renovables
María Dolores Delgado, Jefa de Desarrollos Renovables en Cuerva
Escrito el 10 de febrero de 2023
Compartir

Las economías mundiales están elaborando planes orientados a incentivar el uso de las energías renovables que ayuden a la transición energética a la que nos enfrentamos.

La producción eléctrica renovable alcanzó el 42,2% del 'mix' nacional, una cifra que se ha duplicado respecto al año anterior, con la energía eólica como segunda fuente de generación (22,2% del total) y la solar fotovoltaica situándose en la cuarta posición con un 10,1% frente al 8,1% en 2021, según datos de la Red Eléctrica de España.

Además, las novedades regulatorias del sector energético durante los últimos años han incentivado el uso de fuentes renovables. Y es que, desde 2020, se han tomado medidas favorables, como el nuevo marco de acceso y conexión o las ayudas para instalaciones de autoconsumo, almacenamiento y climatización.

Por otro lado, este fomento de medidas en favor de la sostenibilidad se ha acelerado a causa de la guerra entre Ucrania y Rusia, que ha provocado un aumento de los precios del gas y la electricidad y ha puesto en relieve la dependencia que Europa tiene de estos recursos.

En este sentido, como respuesta por parte de la Unión Europea para reducir esta relación externa, se ha creado el plan REPowerEU para conseguir la independencia energética de Rusia antes de 2030, gracias a la simplificación de los procesos de autorización de las instalaciones, los cuales suponían un gran obstáculo. Ante este contexto, invertir en energías renovables se ha convertido en una gran oportunidad.

¿Qué son las fuentes de energía renovable y cuáles son estas?

Las energías renovables son fuentes provenientes de recursos naturales, abundantes e inagotables, por lo que garantizan su abastecimiento en el futuro. Asimismo, a diferencia de los combustibles fósiles, las renovables tienen un impacto reducido sobre el medio ambiente.

¿Ya sabes qué tipo de energía se cataloga bajo el marco de “energía renovable”? Lo cierto es que encontramos diferentes tipos, según el elemento de la naturaleza que se utiliza para generar energía y cómo se produce esta transformación. Teniendo esto en cuenta, podemos distinguir los siguientes tipos:

  • Energía solar fotovoltaica: se obtiene mediante la radiación solar.
  • Energía solar térmica: capta el calor del sol.
  • Energía hidráulica: aprovecha las corrientes o el movimiento del agua.
  • Energía eólica: se obtiene gracias al viento.
  • Energía geotérmica: aprovecha el calor generado en el interior de la Tierra.
  • Biomasa: proviene de los desechos orgánicos.
  • Energía mareomotriz: aprovecha las mareas, esto es, las subidas y bajadas del nivel del mar.

Además, durante los últimos años, las tecnologías han permitido el desarrollo de otras fuentes de energías renovables, como la gradiente oceánico, la energía azul o el hidrógeno verde.

Y es que las ventajas de las energías renovables son abundantes, ya que, además de experimentar un importante avance tecnológico que está captando toda la atención de los inversores, la rentabilidad financiera que se puede obtener es alta.

¿Cómo invertir en energías renovables?

Las economías basadas en la generación de energía mediante el uso de combustibles fósiles son insostenibles. Y esto es una realidad que cada vez se hace más evidente. Por ello, la evolución de las energías renovables en los últimos años ha sido significativa a nivel mundial.

Si tenemos en cuenta los datos publicados por la Agencia Internacional de la Energía, se estima que, en 2026, el uso de energías renovables alcance el 60%, una cifra que será igual a la capacidad actual total de los combustibles fósiles junto con la energía nuclear. De ahí la gran oportunidad que supone invertir en energías renovables.

Sin embargo, a la hora de invertir en renovables, podemos encontrar diferentes productos financieros en el mercado, los cuales se engloban en las siguientes tres grandes categorías:

  • Renta fija: bonos verdes.
  • Renta variable: acciones, fondos indexados, ETF y fondos de inversión.
  • Financiación colectiva: crowdlending.

Bonos verdes

Es una inversión de renta fija que funciona como cualquier tipo de bono, pero estos fondos se destinan solo a financiar proyectos verdes, esto es, sociedades que contribuyen a la sostenibilidad.

Esta calificación es otorgada si los fondos van destinados a eficiencia energética, instalaciones renovables, gestión de residuos y transporte limpio, entre otros usos. Además, pueden ser corporativos o estar emitidos por instituciones públicas.

¿Cómo puedes saber si es una buena opción para ti? Los bonos son un tipo de inversión más conservadora, por lo que resulta atractiva si tienes mayor aversión al riesgo y quieres cobrar intereses de forma periódica.

Acciones

Otra forma de invertir en renovables es comprar acciones de empresas que producen o apuestan por energías limpias. Por ejemplo, que se dedican al desarrollo e instalación de placas solares fotovoltaicas, aerogeneradores y centrales hidroeléctricas, entre otras opciones. En este sentido, tienes a tu disposición distintos tipos de empresas de energías renovables en las que invertir en sus proyectos, entre las que se encuentran desarrolladoras, constructoras o productoras.

En Cuerva*, desde donde buscamos nuevas y mejores maneras de entender la energía en sus diferentes áreas, estamos presentes en toda la cadena de valor de la energía: desde el desarrollo de proyectos renovables, hasta su construcción, operación y mantenimiento.

Por otro lado, a la hora de invertir en energías renovables, no es posible saber con certeza el éxito o fracaso que tendrá una compañía en los próximos años. Sin embargo, si se quiere ser lo más preciso posible, es fundamental tener en mente estos cuatro criterios:

  • Asegúrate de escoger energías consolidadas. Han surgido nuevas tecnologías para la generación de energía, pero no todas presentan la misma rentabilidad.
  • Fíjate en el nivel de desarrollo del proyecto. Invertir en proyectos poco maduros te dará más margen de beneficio, pero el riesgo será superior. En cambio, los proyectos más maduros son opciones más seguras.
  • Elige empresas con prestigio. Analizar debe ser tu prioridad antes de invertir en cualquier empresa, por tanto, investiga los resultados obtenidos, su evolución durante varios años y madurez en el mercado.

*En Cuerva nacimos entendiendo la energía como parte de la naturaleza y apostando por las renovables. Muchos hablan de sostenibilidad como sinónimo de vanguardia e innovación, nosotros lo hacemos como sinónimo de tradición y compromiso.

Fondos de inversión

En la categoría de renta variable, además de las acciones, puedes optar por otro producto financiero, como los fondos de inversión. Estos mismos son un patrimonio perteneciente a varios inversores que actúan de forma conjunta para obtener ganancias proporcionales en función del capital invertido. Como se trata de un modelo de gestión activa, los fondos de inversión están administrados por profesionales.

¿Cuál es el inconveniente de este producto? Los costes son superiores y tienes un menor control de la inversión por tu parte. No obstante, si te interesa esta modalidad de inversión, según Morningstar, te mostramos algunos fondos conocidos y con buenos resultados a sus espaldas:

  • Pictet-Clean Energy P EUR
  • BlackRock Global Funds – NSustainable Energy Fund A2
  • BNP Paribas Energy Transition.
  • DPAM Invest B Equities Newgems Sustainable

Fondos indexados

En el caso de tener preferencia por la gestión pasiva, los fondos indexados son una buena alternativa para invertir en renovables. Replican el comportamiento de un índice bursátil siempre que estén alineados con los Objetivos de París. Por tanto, estos fondos deben incluir empresas que reduzcan las emisiones con una media del 7% anual.

Esto son algunos fondos indexados que puedes introducir en tu cartera para diversificar:

  • Amundi Index Solutions - Amundi MSCI Europe Climate Transition
  • Vanguard ESG Developed World All Cap Equity Index

ETF

Conocidos como Fondos de Inversión Cotizados o fondos cotizados, son productos financieros que varían en función del índice replicado. Esto quiere decir que la inversión en un ETF implica invertir en todas las empresas que forman ese índice determinado. De esta manera, comprar un ETF es similar a la compra de una participación en un fondo de inversión.

¿Cuál es la diferencia? Un ETF cotiza en el mercado de valores secundarios, de tal forma que inviertes en una cesta de activos y no en un único activo, como es el caso de las acciones. Igualmente, hablamos de gestión pasiva y el coste de comisión es muy bajo.

En definitiva, estamos ante un producto híbrido que fusiona el funcionamiento de las acciones con la estructura de los fondos de inversión.

Crowdlending

Debido a las necesidades cambiantes del mercado, aparecen nuevos mecanismos de financiación para dar respuesta a la actualidad económica. Tal es el caso del crowdlending, donde profesionales o instituciones invierten su capital de forma colectiva en diferentes empresas a cambio de recibir un interés.

Esta forma de inversión es recomendable para personas que tienen un capital más ajustado, pero quieren rentabilizar su dinero. Si este es tu caso, puedes invertir el dinero en el proyecto que se adecue a tus objetivos o metas marcadas.

¿Cómo invertir a través del crowdlending? Mediante plataformas que están pensadas para esta modalidad, como Fundeen, Flobers o Ecrowd.

¿Por qué es rentable invertir en energías renovables?

Los avances tecnológicos producidos en los últimos años y el gran crecimiento que está experimentando el sector han despertado el interés de los inversores, que perciben las energías renovables como una buena oportunidad económica, además de fomentar la sostenibilidad.

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) afirma que las inversiones en todo el mundo se multiplicaron por 6, alcanzando cifras sorprendentes de hasta 300.000 billones en la última década. Unas cifras que, si tenemos en cuenta las ventajas de invertir en energías renovables, no son de extrañar.

En este sentido, entre sus ventajas podemos destacar las siguientes:

  • Rápido crecimiento tecnológico. Este sector está creciendo rápidamente y los recursos son más eficientes, rentables y fiables.
  • Aumento del empleo local. Se creará un gran número de puestos de trabajo a nivel mundial, gracias a una mayor inversión en este sector. A día de hoy, más de 10 millones de personas trabajan en la producción de energías renovables. Esto provocará un impulso en la economía local y mundial.
  • Fiscalidad favorable. Algunos países de Sudamérica han tomado medidas para incentivar la inversión en renovables por medio de beneficios tributarios. Puedes consultar las ayudas en este enlace.
  • Inversión ética. Los combustibles fósiles se agotan con rapidez, mientras que la demanda eléctrica va en aumento. Por tanto, las energías renovables se postulan como una inversión ética capaz de cubrir las necesidades de electricidad en todo el mundo, protegiendo el planeta y frenando el cambio climático.
  • Son fuentes inagotables y sostenibles en el tiempo. No hay que preocuparse por su agotamiento, dado que son abundantes.

¿Invertir en energías renovables es una buena oportunidad?

Los últimos acontecimientos mundiales, como la guerra entre Rusia y Ucrania, han causado una importante crisis energética que elevó los precios de la luz de manera drástica. Frente a esta situación, las renovables se han convertido en la perfecta alternativa para generar energía de forma sostenible.

De esta manera, invertir en energías renovables ha pasado a convertirse en una buena oportunidad para acelerar la transición energética, aumentar los ingresos y proteger el medioambiente.

Si entre tus objetivos está el de invertir en renovables, ahora ya conoces las diferentes vías que tienes para ello, según el perfil de aversión al riesgo y el capital disponible. Sin embargo, recuerda analizar siempre tu situación y escoger los productos financieros que se adapten mejor a tu situación.

En Cuerva llevamos más de 80 años de experiencia en energías renovables. Podemos asesorarte para tomar la mejor decisión con una propuesta personalizada, acompañándote hacia un modelo energético sostenible y rentable.

CTA descargable (421 × 280 px) (1)

Ebook gratuito

Empieza a ahorrar en tu empresa de manera sencilla, eficaz y respetuosa con el medio ambiente

Sobre el autor

María Dolores Delgado, Jefa de Desarrollos Renovables en Cuerva
María Dolores Delgado Domínguez, Ingeniera de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad de Granada, es jefa de Desarrollos Renovables en Cuerva. Se incorporó a Cuerva en 2016 y en la actualidad, dirige el desarrollo los proyectos de generación renovable de la compañía, en las tres tecnologías: solar, eólica e hidroeléctrica; incluyendo la evaluación del emplazamiento, la toma de posesión de terrenos y la obtención de todos los permisos necesarios para la construcción y puesta en marcha de las instalaciones.
Artículos sobre Sostenibilidad
biomasa natural pellets
Industria moderna con dos tubos amarillos en una fachada azul
Ventajas y desventajas de la energía eólica
 aerogenerador_parque_eolico_mamu

Contacta con nosotros

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada.

Horario de atención: 9:00h a 18:00h.