BMS: qué es y para qué sirve un sistema de gestión de edificios

BMS que es
David Mérida, Jefe de Obras en Cuerva
Escrito el 25 de enero de 2024
Compartir

En España, los edificios son responsables de cerca del 40% del consumo energético. Este elevado porcentaje se atribuye, en gran medida, a la baja eficiencia energética de estas estructuras. Esta problemática ha impulsado que la optimización de recursos y la sostenibilidad se hayan convertido en las piedras angulares de la arquitectura y la gestión de instalaciones. Dentro del conjunto de herramientas destinadas a administrar los recursos energéticos de los edificios, se encuentran los BMS. ¿No estás familiarizado aún con las siglas BMS y qué es este tipo de sistema?

Los BMS ofrecen una amplia gama de soluciones, desde la regulación automática de la temperatura hasta el control inteligente de la iluminación, todo enfocado a maximizar la eficiencia de los edificios. Con estos sistemas de gestión, no solo se puede reducir los costes energéticos entre un 30% y un 50%, sino que, además, al implementar un BMS en tus instalaciones, te preparas para afrontar con éxito las auditorías energéticas.

BMS: ¿qué es?

Un Sistema de Gestión de Edificios o Building Management System (BMS, por sus siglas en inglés) es una plataforma que centraliza y automatiza la supervisión y el control de diversos mecanismos y equipos dentro de una edificación. La climatización, la iluminación, la seguridad y la energía son algunos de los elementos fundamentales que este sistema puede monitorear. 

Por lo general, los BMS se implementan en edificios no residenciales, como oficinas, hospitales, hoteles, centros comerciales, fábricas e instalaciones industriales. De hecho, este tipo de tecnologías son un componente esencial integrado en sistemas más amplios , diseñados, en especial, para el sector industrial, como el IIoT (Internet Industrial de las Cosas).

En la actualidad, los nuevos edificios no residenciales ya se construyen con un BMS incorporado. Además, a partir del 2025, todos los edificios de la Unión Europea que tengan una potencia nominal útil de más de 290 kW destinada a instalaciones de calefacción, aire acondicionado o ventilación deberán contar obligatoriamente con un BMS.

Diferencia entre sistema de gestión de edificios y software de gestión de edificios

La principal diferencia entre un BMS y un software de gestión de edificios radica en la composición, el alcance y la funcionalidad de cada tecnología. 

Un BMS es una infraestructura física y, al mismo tiempo, digital, ya que incluye hardware, dispositivos, sensores y aplicaciones informáticas. Todo este ecosistema es el que controla y monitorea los distintos elementos y mecanismos dentro de la edificación.

En cambio, el software de gestión de edificios abarca solo la capa digital. Es decir, es un componente que puede ejecutarse en un BMS o en una plataforma de hardware independiente y que se utiliza para configurar, supervisar y gestionar los datos y procesos relacionados con el funcionamiento de la edificación.

¿Para qué sirve el BMS?

Los BMS sirven para optimizar la eficiencia operativa de los edificios y mejorar el confort de las personas que los ocupan. Al recopilar datos en tiempo real, realizar análisis y ajustar configuraciones según las diferentes necesidades, un BMS permite alcanzar ahorros significativos de energía y de costes operativos, al mismo tiempo que mejora la seguridad y el bienestar dentro del edificio.

Además, este sistema facilita la toma de decisiones informadas en lo que respecta a la gestión y el mantenimiento de los edificios, contribuyendo así a un funcionamiento más sostenible y eficiente.

Para lograr todo esto, el BMS controla múltiples factores críticos, entre los que se incluyen:

  • Humedad: ajusta los niveles de humedad para crear un ambiente interior saludable y cómodo.
  • Iluminación: regula la iluminación en función de las necesidades y la disponibilidad de luz natural, ahorrando energía y mejorando el ambiente de trabajo.
  • Ocupación: monitoriza la afluencia en diferentes áreas para optimizar la distribución de recursos y seguridad.
  • Aire: supervisa la calidad y la circulación del aire interior para mantener un ambiente saludable.
  • Humo: detecta y responde de manera automática a señales de humo o incendio para garantizar la seguridad de los ocupantes.
  • Admisiones: gestiona el acceso de personas autorizadas a áreas específicas del edificio.
  • Climatización: controla sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado para mantener condiciones óptimas de temperatura y calidad del aire.
  • Energía: monitoriza y gestiona el consumo de energía, identificando oportunidades para reducir costos y minimizar la huella de carbono.

¿Cómo funciona el BMS?

Lo que es un BMS funciona a través de la sincronización y secuencia de los siguientes procesos:

  • Recopilación de datos: el BMS utiliza sensores y otros dispositivos de medición para recopilar datos sobre aspectos claves de las condiciones y el entorno del edificio, como la temperatura, la humedad, el movimiento, la luz, entre otros.
  • Comunicación: para que los sensores se comuniquen de manera efectiva con el BMS y entre sí, se utilizan protocolos de comunicación, como DALI (del inglés, Digital Addressable Lighting Interface), que se emplea para controlar los sistemas de iluminación. Estos protocolos permiten que los sensores y actuadores intercambien datos de manera coherente y que el BMS pueda recopilar, procesar y utilizar esta información para tomar decisiones.
  • Control de sistemas: el BMS procesa los datos recopilados y utiliza esta información para controlar y ajustar los sistemas del edificio. Estas modificaciones se ponen en marcha a través de dispositivos que regulan los equipos y sistemas conectados, por ejemplo, controladores de temperatura, actuadores de iluminación, válvulas de control de agua, relés de control eléctrico, controladores de acceso, detectores de humo, entre otros.
  • Automatización: a partir de parámetros predefinidos y personalizados, el BMS toma decisiones en tiempo real para optimizar la eficiencia energética y la comodidad de los ocupantes. Estas posibilidades hacen que los BMS se complementen a la perfección con los sistemas de inmótica modernos.
  • Supervisión y diagnóstico: el BMS supervisa de manera continua el funcionamiento de los sistemas y realiza un seguimiento de los datos en tiempo real. También, detecta anomalías o problemas en los sistemas y genera alertas o notificaciones para poder llevar a cabo un mantenimiento adecuado.
  • Interfaz de usuario: para que los usuarios puedan interactuar con el BMS y acceder a la información, se utiliza una interfaz de usuario. Se trata de un software de supervisión y control como, por ejemplo, SCADA (del inglés, Supervisory Control and Data Acquisition ). A través de esta interfaz, los administradores tienen la capacidad de ver y gestionar los datos, ajustar configuraciones y tomar decisiones informadas.

Todos estos procesos se llevan a cabo de forma automática y constante, y los usuarios pueden acceder a la información recopilada en cualquier momento.

Beneficios de implementar un BMS

Las ventajas de implementar lo que es un BMS son bastante diversas. A continuación, te presentamos los beneficios que aporta a los responsables de mantenimiento, a los gerentes y a los usuarios.

Beneficios de un BMS para los responsables de mantenimiento

Los responsables de mantenimiento se enfocan, sobre todo, en la operación eficiente y segura de los sistemas del edificio. Para ello, se encargan de la supervisión y ejecución de actividades de mantenimiento preventivo y correctivo en los sistemas y equipos de la edificación, lo cual les permite asegurar el funcionamiento continuo y prolongar la durabilidad de las instalaciones.

Teniendo en cuenta las funciones de esta figura, el BMS no solo les ayuda en la resolución de problemas técnicos y en la gestión de los recursos de mantenimiento, sino que también les aporta los siguientes beneficios adicionales:

  • Control y gestión en tiempo real: la visión en tiempo real que brinda un BMS permite detectar problemas y anomalías de manera temprana, facilitando así una respuesta más rápida ante los incidentes, lo que supone un ahorro de costes.
  • Detección temprana de fallos: poder identificar signos de desgaste o mal funcionamiento en equipos y sistemas permite tomar medidas preventivas para evitar interrupciones no planificadas y reparaciones costosas.
  • Planificación de mantenimiento preventivo: se pueden tomar decisiones y establecer planes de mantenimiento preventivo de acuerdo con los datos recopilados y los indicadores de rendimiento.
  • Gestión de rutinas de mantenimiento: el sistema facilita la planificación y el seguimiento de las actividades de mantenimiento programadas, garantizando que se realicen de manera oportuna y eficiente.
  • Gestión de alarmas: para minimizar los tiempos de inactividad y mantener un alto nivel de fiabilidad en los sistemas del edificio, los BMS generan alertas y notificaciones automáticas en caso de problemas o situaciones anómalas.

Beneficios de un BMS para los gerentes de los edificios

El rol del gerente del edificio es mucho más amplio, ya que abarca el control integral de la instalación, así pues, también incluye la supervisión del responsable de mantenimiento. En este sentido, el gerente debe gestionar aspectos claves como la planificación estratégica de las instalaciones, la administración de presupuestos y recursos, el cumplimiento normativo, la seguridad, la eficiencia energética y la satisfacción de los ocupantes.

Para hacer frente a estas responsabilidades, el BMS aporta al gerente los siguientes beneficios:

  • Reportes en tiempo real: los informes en tiempo real sobre el rendimiento de los sistemas y las condiciones del edificio permiten tomar decisiones basadas en datos precisos y actuar de manera proactiva en situaciones problemáticas.
  • Autonomía en la gestión de variables: los gerentes pueden ajustar y controlar de forma autónoma diversas variables, como la climatización y la iluminación, según las necesidades cambiantes de los ocupantes y las condiciones ambientales.
  • Comparativa con valores históricos o entre edificios: el BMS ofrece la posibilidad de comparar el rendimiento del edificio con valores históricos y, en caso de gestionar múltiples edificios, realizar comparativas entre ellos. Esto ayuda a identificar tendencias y áreas de mejora.
  • Reducción de costes: al optimizar el uso de energía y reducir los tiempos de inactividad, el BMS contribuye a una significativa reducción de costes operativos y de mantenimiento.
  • Cumplimiento normativo: el sistema facilita el cumplimiento de regulaciones y normativas relacionadas con la eficiencia energética y la seguridad, evitando así posibles sanciones y mejorando la seguridad de los ocupantes. Por ejemplo, utilizar un BMS en las naves de producción puede contribuir a conseguir el certificado de huella de carbono.
  • Mejora de la reputación: la implementación de medidas de gestión de energía y sostenibilidad puede aumentar la reputación de la organización al mostrar un compromiso con la responsabilidad ambiental y la reducción de la huella de carbono.

Beneficios de un BMS para los usuarios de los edificios

Según el propósito y la función del edificio, los usuarios tienen necesidades diversas por lo que respecta al rendimiento y comodidad. Hay quienes requieren ambientes adecuados para realizar transacciones comerciales y actividades laborales o académicas, recibir atención médica, ofrecer servicios, operar maquinaria industrial o equipos médicos, entre otros.

En cualquier caso, al implementar lo que es un BMS, los usuarios adquieren la capacidad de interactuar mucho mejor con la tecnología, los espacios y el diseño de los entornos, ya que el BMS les proporciona beneficios como los siguientes:

  • Confort personalizado: el sistema permite a los usuarios ajustar y personalizar variables como la iluminación y la temperatura de acuerdo con sus preferencias. Esto contribuye a un ambiente interior más cómodo, agradable y funcional.
  • Manejo de puntos de control: el BMS facilita el acceso y control de puntos clave desde una ubicación central, lo que proporciona comodidad y seguridad adicional.

Ahora que ya sabes qué es BMS, puedes valorar que las ventajas de implementar este sistema se extienden mucho más allá del edificio en sí. El entorno, la sociedad y el medioambiente también se ven beneficiados. 

Y es que este tipo de sistemas de control inteligente no solo ayudan a mantener los estándares de bienestar y confortabilidad, sino que, como hemos visto, impulsan la reducción del consumo energético hasta un 30%, lo cual es fundamental para ajustarse a las normativas y acercarnos, cada vez más, a conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En Cuerva, te ayudamos a optimizar tu consumo energético a través de la automatización, monitorización, supervisión y control de tus sistemas eléctricos para garantizar tu impacto positivo en el planeta. Un testimonio de nuestro compromiso es el proyecto realizado para Meliá Granada, donde, desde Cuerva, hemos realizado la nueva instalación y mantenimiento eléctrico, además de implementar un sistema de telecomunicaciones, datos, megafonía y videovigilancia. Asimismo, se ha implementado un Sistema DALI para la gestión eficiente de la iluminación y un Sistema KNX para domotizar habitaciones y zonas comunes, lo que proporciona un ahorro energético en cuanto a iluminación, climatización y resto de elementos comandados electrónicamente. 

¿Preparado para dar el siguiente paso hacia la eficiencia energética? En Cuerva te ayudamos a llevar tu energía a otro nivel.

banner image tecnologías emergentes

Ebook gratuito

Las tecnologías emergentes más prometedoras que están transformando el mantenimiento eléctrico industrial.

Sobre el autor

David Mérida, Jefe de Obras en Cuerva
David es Jefe de Obra de Instalaciones Especiales y Oficina Técnica en Cuerva. Desempeña un papel crucial en la planificación, coordinación y ejecución de proyectos que requieren conocimientos técnicos especializados en servicios industriales y de edificación.
Artículos sobre Innovación
metaverso-ejemplos
tendencias sector energético 2024
virtual power plants
iiot

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas