Inmótica: qué es y cómo transforma la gestión de edificios

inmótica
David Mérida, Jefe de Obras en Cuerva
Escrito el 26 de diciembre de 2023
Compartir

La sociedad necesita transformar la relación que tiene con sus edificios y dotarlos con muchas más capacidades para contar con entornos más inteligentes, cómodos y eficientes energéticamente. Por esta razón, en un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados, las edificaciones han dejado de ser simples estructuras para tener casi una vida propia, y la inmótica es la responsable de esta revolución en la manera en que interactuamos con los espacios. 

La inmótica, una disciplina que fusiona la informática y la automatización, es una herramienta fundamental para superar los desafíos del futuro, ya que es un catalizador para optimizar la gestión y la funcionalidad de las edificaciones, creando espacios que respondan de manera inteligente a las demandas actuales y venideras. En este sentido, gracias a sus tecnologías de última generación, desde edificios institucionales hasta comerciales e industriales, son capaces de autogestionarse de forma inteligente.

¿Qué es la inmótica?

La inmótica se refiere al uso de tecnologías de automatización, procesamiento de datos y sensorización inteligente para la gestión integral de edificios. En este sentido, la inmótica combina sistemas electrónicos, informáticos y de comunicación para administrar y optimizar diversas funciones dentro de un inmueble , como, por ejemplo, la iluminación, climatización, seguridad, energía y gestión de recursos.

El objetivo principal de la inmótica es mejorar la eficiencia energética, la comodidad y la seguridad en los espacios al aprovechar la conectividad entre dispositivos y sensores; de ahí que sea la columna vertebral de los edificios inteligentes.

Cuáles son las características de la inmótica

La inmótica se caracteriza por los siguientes elementos:

  • Automatización: la automatización de diversos sistemas dentro de un edificio permite que ciertas funciones se realicen de manera autónoma en respuesta a condiciones predefinidas. Por ejemplo, las luces pueden apagarse automáticamente en zonas desocupadas, y el sistema de climatización puede ajustar la temperatura según la presencia de personas y las condiciones ambientales.
  • Integración: la capacidad de integrar y coordinar varios sistemas y dispositivos en una única plataforma facilita la comunicación entre equipos de diferentes fabricantes y permite una gestión centralizada y coherente de todas las funciones automatizadas. Por ejemplo, en un único panel de control centralizado, los administradores pueden supervisar y ajustar todos los sistemas de manera coherente.
  • Sensorización: se suele utilizar una amplia variedad de sensores para recopilar información sobre el entorno. Estos sensores incluyen detectores de movimiento, sensores de temperatura, humedad, calidad del aire, entre otros. La información recopilada se utiliza para tomar decisiones informadas y ajustar de manera automática los sistemas, según las condiciones del entorno.
  • Control remoto: la capacidad de control remoto permite a los usuarios supervisar y administrar los sistemas automatizados desde cualquier ubicación a través de dispositivos como smartphones, tabletas u ordenadores, proporcionando flexibilidad y conveniencia.
  • Escalabilidad: la inmótica es escalable, lo que significa que puede adaptarse a diferentes tamaños y complejidades de edificaciones. Desde pequeños locales comerciales hasta edificios corporativos más grandes o industrias, la infraestructura inmótica puede expandirse o modificarse para satisfacer las necesidades específicas de cada caso, sin perder funcionalidad ni eficiencia. Por ejemplo, la sensorización en naves de producción es clave para hacer más eficiente el mantenimiento eléctrico industrial .
  • Personalización: gracias a la instalación de sensores y dispositivos inteligentes, la inmótica permite ajustar y configurar estos sistemas para que se adapten de manera automática según las necesidades específicas o hábitos de cada usuario. Esto no solo aumenta su comodidad, sino que también mejora la experiencia.

¿En qué se diferencia la domótica de la inmótica y la urbótica?

La domótica, la inmótica y la urbótica son conceptos relacionados que se centran en la automatización y gestión de diversos tipos de entornos. No obstante, no son lo mismo, ya que cada uno tiene un alcance y ámbito de aplicación diferente:

  • Domótica: se refiere a la automatización de funciones dentro de un hogar o espacio residencial. Su objetivo es mejorar la calidad de vida y la comodidad de los residentes, así como optimizar el uso de la energía y los recursos en un entorno doméstico.
  • Inmótica: se enfoca a la automatización y gestión de edificaciones más grandes y complejas , esto es, con necesidades más diversas que las de un hogar. Sin embargo, esto no quiere decir que no podamos aplicar los productos que utilizamos en la inmótica para nuestra vivienda, o viceversa. Ambos sistemas pueden complementarse y sus elementos pueden utilizarse en ambas situaciones.
  • Urbótica: se centra en la automatización y gestión de infraestructuras urbanas a nivel de ciudad o municipio. Tiene como finalidad optimizar la eficiencia de servicios urbanos, la movilidad, la gestión de residuos, la seguridad pública y otros aspectos de la ciudad.

Beneficios de la inmótica

Entre los principales beneficios que la inmótica aporta a las empresas e industrias, podemos destacar los siguientes:

  • Eficiencia energética: la inmótica permite optimizar el uso de la energía en edificaciones, reduciendo el consumo y los costes asociados. Por ejemplo, los sensores de luz ajustan de forma automática la iluminación según la luz natural disponible, contribuyendo a un uso más eficiente de la energía eléctrica.
  • Facilidad de comunicación: la integración de sistemas en la inmótica facilita la comunicación entre dispositivos, permitiendo un intercambio rápido y eficiente de información. Por ejemplo, un sistema de inmótica en una oficina conecta el termostato con las persianas, lo que hace posible ajustar automáticamente la temperatura cuando se cierran las persianas.
  • Reducción de costes operativos: al automatizar procesos y optimizar el uso de recursos, la inmótica contribuye a la reducción de costes operativos. Por ejemplo, la programación horaria de sistemas de calefacción y refrigeración en un edificio de oficinas reduce el consumo energético durante las horas no laborables.
  • Aumento de la productividad: la inmótica mejora la eficiencia y productividad al simplificar tareas y proporcionar entornos de trabajo más cómodos. Por ejemplo, un sistema de gestión de oficinas automatiza la reserva de las salas de reuniones, optimizando el tiempo de los empleados y facilitando la colaboración.
  • Cumplimiento normativo: la inmótica facilita el cumplimiento de normativas y estándares relacionados con la eficiencia energética y la seguridad. Por ejemplo, en el caso de una instalación industrial que está sujeta a regulaciones ambientales estrictas, el sistema de inmótica podría integrar sensores para medir las emisiones, controlar la calidad del aire y supervisar el consumo de recursos, como agua y energía.

¿En qué edificios se puede aplicar la inmótica?

La inmótica puede aplicarse en una amplia gama de edificaciones. Algunos de las más comunes son:

  • Centros médicos: optimiza los sistemas de control de temperatura, monitorea equipos médicos y gestiona la energía.
  • Instituciones educativas: para la iluminación, climatización, seguridad y control de accesos.
  • Sedes de oficinas gubernamentales: gestiona los sistemas de iluminación, climatización, seguridad, consumo de energía, etc.
  • Centros comerciales: permite gestionar la iluminación, los sistemas HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) y la seguridad, así como controlar los accesos.
  • Bases militares: controla los sistemas de vigilancia o los accesos restringidos y detecta intrusos. También, permite la gestión eficiente de vehículos, armamento, suministros, etc.
  • Naves de producción y centros de distribución logística: para la optimización de los almacenes (control de inventarios, de la temperatura, iluminación, etc.) y para monitorear el flujo de mercancías.
  • Terminales de aeropuertos: ofrece soluciones para gestionar a los pasajeros (equipaje, accesos, seguridad, etc.) y para la eficiencia energética.
  • Entidades bancarias: permite controlar accesos y sistemas de vigilancia, gestionar la seguridad de los datos y las transacciones, y mejorar la experiencia del cliente.
  • Hoteles: ajusta la climatización, iluminación y experiencia de entretenimiento de los huéspedes.

Ejemplos de inmótica

A continuación, te proporcionamos algunos ejemplos de inmótica para ver con más detalle las soluciones innovadoras que ofrece esta sinergia entre la tecnología y el entorno construido para mejorar la eficiencia, la seguridad y la comodidad.

Edificio de la EUIPO

La sede de la Oficina de la Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO) , en Alicante, es un claro ejemplo de inmótica debido a sus múltiples mecanismos de automatización. Por ejemplo, este edificio verde cuenta con un sistema de gestión centralizada para controlar el consumo y los costes energéticos. Asimismo, dispone de sensores en sus sistemas de suministro de agua para la detección de fugas y en todas sus plataformas geotérmicas y fotovoltaicas para la generación de energía, entre otros.

Hotel Meliá de Granada

El Hotel Meliá de Granada cuenta con un sistema DALI para gestionar de manera eficiente la iluminación y un sistema KNX para domotizar habitaciones y zonas comunes

Por ejemplo, en estos espacios, se han instalado sensores que detectan la entrada y salida de las personas, con la finalidad de automatizar el encendido y apagado de la iluminación y de la climatización. De esta manera, es posible proporcionar mayor confort a los huéspedes, ya que, por ejemplo, estos mismos sensores apagan la climatización cuando detectan que los clientes abren las ventanas de sus habitaciones.

Desde Cuerva, como expertos en construcción y optimización de infraestructuras eléctricas, fuimos una pieza clave en este proyecto, encargándonos de la instalación de una red de telecomunicaciones, voz y datos, así como en la instalación y el mantenimiento del sistema eléctrico . No obstante, este proyecto es solo un destello entre muchos en los que dejamos nuestra marca.

Estamos especializados en la implantación de sistemas avanzados de audio, vídeo, datos, comunicaciones y automatización tanto en viviendas como en industrias. Además, proponemos soluciones innovadoras para reducir el consumo y maximizar el rendimiento de tus instalaciones. ¿Estás listo para redefinir tu relación con la energía? Desde Cuerva, estamos aquí para inspirar ese cambio.

CUE - Digitalización de la energía - CTA - 421x280 - banner image (1)

Ebook gratuito

Descubre todo lo que debes saber sobre la digitalización de la energía y cómo puede ayudar a una gestión energética más eficiente.

Sobre el autor

David Mérida, Jefe de Obras en Cuerva
David es Jefe de Obra de Instalaciones Especiales y Oficina Técnica en Cuerva. Desempeña un papel crucial en la planificación, coordinación y ejecución de proyectos que requieren conocimientos técnicos especializados en servicios industriales y de edificación.
Artículos sobre Innovación
metaverso-ejemplos
BMS que es
tendencias sector energético 2024
virtual power plants

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas