Qué es la tecnología sostenible y cómo construye un futuro mejor

Tecnología sostenible
Jose Luis Otero, Jefe de Obra en Cuerva
Escrito el 25 de julio de 2023
Compartir

¿Sabías que cerca del 90% del tejido empresarial tecnológico en España desarrolla iniciativas en materia de sostenibilidad? Sin embargo, dentro de este contexto, solo un 54,44% conoce en profundidad los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un 37,78% lo hace de manera superficial y un 7,78% los desconoce en su totalidad, según datos del informe Agenda 2030: Odisea en la tecnología sostenible, de Pacto Mundial y Red de España.

A pesar de esto, es alentador ver que, en el sector tecnológico, el ODS 9 “Industria, innovación e infraestructura” es el que recibe un mayor esfuerzo e inversión, llegando a alcanzar hasta el 70%. Esto demuestra un compromiso claro con la finalidad de desarrollar una estrategia empresarial basada en la tecnología sostenible que no solo impulse la innovación, sino que también contribuya a un futuro mejor y más responsable.

¿Qué es la tecnología sostenible o sustentable?

El concepto de tecnología sostenible hace referencia a toda solución tecnológica, ya sea una herramienta, plataforma, infraestructura, sistema, máquina o software, que es capaz de reducir el impacto ambiental de las operaciones empresariales, promover la eficiencia en el uso de recursos y contribuir al desarrollo sostenible, de modo que las organizaciones puedan maximizar su aportación a la sociedad desde diferentes perspectivas.

En definitiva, estas soluciones tecnológicas se basan en equilibrar una serie de consideraciones económicas, sociales y ambientales. En este sentido, la tecnología sostenible abarca varias áreas, como la energía renovable, la gestión de residuos, la movilidad sostenible, entre otras.

5 características de la tecnología sostenible

Las principales características de la tecnología sostenible son las siguientes:

  • Diseño modular y escalable: las tecnologías sostenibles suelen estar formadas por módulos, lo cual permite que se puedan adaptar y ampliar según las necesidades cambiantes de una empresa. Por poner un ejemplo sencillo, una instalación fotovoltaica con paneles modulares permite que la empresa pueda agregar más paneles, según sea necesario, para aumentar su capacidad de generación de energía.
  • Ciclo de vida sostenible: desde la extracción de materiales para su fabricación hasta su eliminación una vez alcanzada su obsolescencia después de su uso a lo largo del tiempo, estas tecnologías no generan daños al medioambiente.
  • Baja necesidad de mantenimiento: la tecnología sostenible requiere un mantenimiento mínimo y de bajo coste, gracias a su enfoque en la durabilidad, el uso de materiales resistentes y el aprovechamiento de fuentes de energía renovable. Además, su diseño inteligente reduce la cantidad de piezas móviles y permite un monitoreo constante para detectar problemas de manera temprana, lo que reduce el impacto ambiental y los gastos operativos.
  • Monitoreo y control inteligente: la tecnología sostenible debe ir acompañada de sistemas avanzados de monitoreo y control que permitan supervisar y optimizar su rendimiento y eficiencia. Este es el caso, por ejemplo, de un edificio inteligente que utiliza sensores y sistemas de gestión automatizados para regular la iluminación, la calefacción y el uso de energía en función de las condiciones ambientales y de su ocupación.
  • Seguridad y confiabilidad: la tecnología sostenible está diseñada para funcionar de manera segura y confiable, minimizando los riesgos para los usuarios y el medioambiente. Por ejemplo, un parque eólico puede utilizar sistemas de monitoreo y seguridad para garantizar que las turbinas estén en condiciones óptimas y sean seguras, sobre todo, cuando parte del personal deba operar en ellas.

6 ejemplos de tecnología sostenible

Hoy en día, hay tecnologías que son intrínsecamente sostenibles y otras que no lo son, pero que sí se pueden considerar como tal dependiendo del uso que se haga de ellas. Por ejemplo, en este último caso, nos referimos a la inteligencia artificial (IA), el Business Intelligence (BI), el internet de las cosas (IoT) y la realidad aumentada (RA).

Teniendo esto en cuenta, te detallamos algunos ejemplos de tecnología sostenible que se aplican en las empresas:

Inteligencia artificial

Un ejemplo de uso sostenible de la IA es la optimización energética en edificios. La IA se utiliza para mejorar la eficiencia energética en edificios verdes, mediante la automatización y el control inteligente de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés).

Los algoritmos de IA analizan datos en tiempo real sobre factores clave como la ocupación del edificio, las condiciones climáticas y los patrones de uso de energía. A partir de este análisis, el sistema ajusta de forma automática los sistemas HVAC para minimizar el consumo de energía sin comprometer el bienestar de los ocupantes.

Business Intelligence

El BI se utiliza para la gestión de la cadena de suministro. A través de esta tecnología, las empresas recopilan y analizan datos relacionados con el origen de los materiales, las prácticas de fabricación, el transporte y la gestión de residuos. Al integrar estos datos en un sistema de BI, se logra obtener información valiosa para tomar decisiones sostenibles en los procesos logísticos.

Por ejemplo, se puede identificar proveedores que cumplan con criterios éticos y ambientales, monitorear el consumo de recursos y las emisiones de carbono en la cadena de suministro, así como optimizar las rutas de transporte para reducir el impacto ambiental.

Internet de las cosas (IoT)

El IoT se utiliza, por ejemplo, en la gestión inteligente de recursos hídricos. A través de sensores instalados en sistemas de riego, grifos y medidores de agua, es posible recopilar datos en tiempo real que se envían a una plataforma de IoT, con el objetivo de analizar y procesar la información para una gestión más eficiente y sostenible de los recursos hídricos.

Realidad Aumentada (RA)

La RA es una tecnología sostenible que combina elementos virtuales con el mundo real.

Un ejemplo de uso es en la formación y capacitación del personal. En lugar de utilizar materiales impresos o recursos físicos, mediante el uso de unas gafas de RA, los usuarios pueden acceder a contenido de aprendizaje digitalizado y visualmente enriquecido, como simulaciones o instrucciones interactivas.

Energías alternativas o renovables

Las energías alternativas, también conocidas como energías renovables, se obtienen de múltiples fuentes naturales y son consideradas sostenibles debido a su capacidad de regeneración, su menor impacto ambiental y cada vez son más competitivas en términos de costes, en comparación con los combustibles fósiles.

Estas tecnologías se basan en fuentes renovables, como el sol, el viento, el agua o la biomasa, las cuales son inherentes a la naturaleza y presentan una disponibilidad prácticamente inagotable. Además, estas tecnologías sostenibles ofrecen una mayor independencia energética, ya que, al utilizar fuentes locales y autóctonas, se reduce la dependencia de importaciones energéticas y se fortalece la seguridad en el suministro eléctrico. Un ejemplo propio es la planta solar fotovoltaica Camino de Ácula, un proyecto desarrollado y construido por nosotros, que abastece energéticamente a 3.000 hogares de la zona gracias al procesamiento de la radiación solar.

Transporte eléctrico

El transporte eléctrico consiste en el uso de vehículos propulsados por motores eléctricos que generan cero emisiones locales, en lugar de motores de combustión interna. Estos vehículos utilizan baterías recargables para almacenar energía eléctrica y alimentar sus motores.

En Cuerva instalamos puntos de recarga de vehículos eléctricos en ubicaciones estratégicas de destino y ruta, para ayudar a las comunidades y a las empresas a adoptar en su totalidad esta tecnología sostenible.

Importancia de la tecnología sostenible

La importancia de la tecnología sostenible radica en los beneficios que podemos obtener de ella:

  • Menor generación de residuos: toda tecnología sostenible está diseñada para minimizar la generación de residuos en cada etapa del ciclo de vida de un producto o servicio. Esto se logra mediante la optimización de los procesos de fabricación para reducir los excedentes, el diseño de productos con materiales reciclables o biodegradables y la implementación de prácticas de gestión de residuos eficientes. En este sentido, la tecnología sostenible promueve la economía circular.
  • Cumplimiento de regulaciones y normativas ambientales: al incorporar tecnologías sostenibles en las operaciones empresariales, las organizaciones logran cumplir con una serie de regulaciones y normativas ambientales. Gracias a ello, las empresas mejoran su reputación corporativa, garantizan una operatividad segura y evitan sanciones y multas.
  • Reducción de costes a largo plazo: la tecnología sostenible conduce a una mayor eficiencia en el uso y consumo de energía, permite ahorrar materiales y recursos naturales como el agua, facilita el aprovechamiento de los residuos o reduce la necesidad de invertir en mantenimiento, entre otros.
  • Incremento de la competitividad en el mercado: la adopción de tecnología sostenible ayuda a diferenciar a una empresa de sus competidores, lo que también hace aumentar su reputación. En un mundo cada vez más consciente del medioambiente, los consumidores valoran a las empresas que operan de manera sostenible. De hecho, muchos consumidores están dispuestos a pagar un precio más alto por productos y servicios que sean respetuosos con el medioambiente.
  • Diversificación de fuentes de energía: la mayoría de las empresas dependen, en gran medida, de los combustibles fósiles, como el petróleo y el gas natural, para satisfacer sus necesidades energéticas. Sin embargo, estos combustibles son finitos y contribuyen al cambio climático y a la contaminación del aire. La tecnología sostenible ofrece alternativas renovables, como la energía solar, eólica, hidroeléctrica, hidrógeno verde y biomasa, que permiten a las empresas diversificar su mix energético y reducir su dependencia de los combustibles fósiles. Esto, a su vez, reduce su exposición a las fluctuaciones de precios.
  • Mejora de la eficiencia energética: el uso de tecnologías sostenibles en diversas áreas operacionales contribuye a optimizar su eficiencia energética. Todo esto es posible gracias al uso de la inteligencia artificial, el internet de las cosas, la conectividad 5G y el procesamiento en la nube, las cuales, en conjunto, permiten supervisar y controlar el consumo de energía de los diferentes equipos y áreas de la empresa en tiempo real.

¿Dónde se aplica la tecnología sostenible?

Algunos de los principales sectores donde se implementa la tecnología sostenible en la actualidad son los siguientes:

Sector de la construcción

En este sector, las tecnologías sostenibles se utilizan para:

  • Optimizar el diseño de los edificios en términos de eficiencia energética, uso de materiales sostenibles y aprovechamiento de fuentes renovables. Se promueve el uso de materiales de construcción sostenibles, como madera certificada, ladrillos ecológicos, aislantes naturales y pinturas de bajo contenido de compuestos orgánicos volátiles (COV).
  • Reducir el consumo energético en los edificios, como sistemas de iluminación LED, aislamiento térmico eficiente, ventanas de bajo emisivo, sistemas de gestión de energía y sensores de ocupación, sistemas tecnológicos de captación y reutilización de agua de lluvia, etc. Más allá de esto, en Cuerva podemos ayudarte para que consigas una transformación energética 4.0 y mejorar así la eficiencia de tus instalaciones. Si quieres saber más sobre cómo trabajamos en este sentido, te contamos más desde aquí.

Sector del transporte

Como sucede en la construcción, en el sector transporte, la tecnología sostenible se utiliza en diferentes ámbitos. Por ejemplo, se implementa en:

  • El transporte público sostenible, como trenes eléctricos o autobuses híbridos.
  • En la instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos.
  • En los sistemas de gestión de tráfico inteligente que optimizan el flujo de vehículos y reducen la congestión.
  • En la optimización de las rutas de transporte, la gestión eficiente de inventarios y la reducción de emisiones en las operaciones logísticas.

Sector energético

La tecnología sostenible en este sector se utiliza para lograr una producción, distribución y consumo de energía más responsable y respetuosa con el medioambiente. En este sentido, la tecnología sostenible sirve para:

  • Aprovechar fuentes de energía renovable.
  • Desarrollar equipos y sistemas más eficientes, como electrodomésticos de bajo consumo energético, sistemas de iluminación LED, sistemas de gestión de la energía, aislamiento térmico, etc.
  • Desarrollar sistemas de almacenamiento de energía, como baterías de iones de litio, sistemas de almacenamiento térmico y sistemas de almacenamiento de energía de hidrógeno.
  • Implementar redes inteligentes (smart grids).

En Cuerva consideramos la sostenibilidad como un legado que hemos sido capaces de mantener durante más de ocho décadas. Buscamos constantemente las mejores soluciones energéticas a través de la innovación y atender las necesidades propias de las personas, el sector y la sociedad en general.

Somos especialistas en tecnologías sostenibles y renovables y apostamos por producir energía limpia. Durante el último año, se han logrado poner en marcha tres proyectos exitosos, incluyendo la planta solar fotovoltaica antes mencionada, el Parque Eólico Experimental de Guadix de 3,5 MW y el Parque Eólico Antonio Valverde de 1,5 MW. Para este resto del año, se tiene planificado la construcción de dos nuevas centrales hidroeléctrica, volviendo así a la tecnología que nos vio nacer: una en el embalse de Rules (Granada) y otras en el de Arenós (Valencia); además de dos parques solares fotovoltaicos también en la provincia de Granada, una zona con muchísimo potencial y aprovechamiento renovable.

A día de hoy, contamos con seis centrales hidroeléctricas entre España y Panamá, dos plantas solares fotovoltaicas en operación y mantenimiento y cuatro parques eólicos en España. Además, la experiencia acumulada a lo largo de los años en nuestras propias infraestructuras nos posiciona como expertos en el diseño, construcción, conservación y optimización de todo tipo de instalaciones eléctricas y de edificación para industrias y empresas de cualquier sector.

CUE - CTA imagen  - Card

Infografía gratuita

Descubre nuestra guía para implementar las soluciones tecnológicas más innovadoras y mejorar la eficiencia energética de tu empresa

Sobre el autor

Jose Luis Otero, Jefe de Obra en Cuerva
Jose Luis es Jefe de Obra del área de Servicios Industriales y Energéticos. Inició sus andaduras en el sector energético en 2016, muy ligado a las energías renovables y acumulación. Actualmente, aplica estos conocimientos en Cuerva para el desarrollo y gestión de obras multidisciplinares, integrando tres pilares fundamentalmente; edificación, energías renovables y movilidad sostenible.
Artículos sobre Gestión empresarial
memoria de sostenibilidad
ques es un ppa
Cadena-de-valor-que-es
digitalización sostenible

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas