Digitalización sostenible: hacia un mundo más verde y conectado

digitalización sostenible
Jose Luis Otero, Jefe de Obra en Cuerva
Escrito el 22 de agosto de 2023
Compartir

La digitalización sostenible mejora la eficiencia de los procesos empresariales, aumenta la productividad del negocio y reduce los costes operativos. Para obtener estos y otros muchos beneficios asociados a la también llamada sostenibilidad digital, las organizaciones deben comenzar por maximizar el uso y análisis de los datos, ya que, en estos casos, es válida la premisa de que “la información es poder”.

De hecho, en España, el 37% de las empresas utiliza tecnologías de big data, con la finalidad de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, según datos de Pacto Mundial – Red Española. Esto se debe a que el análisis de datos masivos permite tomar mejores decisiones y acciones para lograr metas estratégicas, como la gestión sostenible de las cadenas de suministro, la optimización del transporte o la reducción de los gases contaminantes.

¿Qué es la digitalización sostenible o sostenibilidad digital?

La digitalización sostenible consiste en la implementación de tecnologías digitales dentro de la empresa, con el objetivo de optimizar sus procesos, pero teniendo también como prioridad minimizar todo lo posible el impacto medioambiental de dichas tecnologías.

Esto significa que el proceso de transformación digital debe considerar diferentes aspectos claves más allá de las características técnicas como, por ejemplo, la eficiencia energética, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la gestión responsable de los recursos naturales y la promoción de prácticas éticas en el uso de la tecnología sostenible.

¿Cómo ayuda la digitalización al medioambiente?

La digitalización ofrece un potencial transformador, no solo para el éxito de las empresas, sino también para preservar nuestro planeta. Por ello, a continuación, exploramos cómo la digitalización sostenible ayuda al medioambiente:

  • Uso responsable de recursos naturales: las empresas que implementan la digitalización sostenible logran minimizar el uso de recursos naturales, como papel, agua, energía y materiales en general. Por ejemplo, cuando se utilizan documentos electrónicos en lugar de impresiones en papel, tiene un impacto en la reducción de la tala de árboles y de la demanda de agua para la producción de papel. Por otro lado, al optimizar el consumo de energía en los dispositivos informáticos y en los centros de datos, se disminuye el uso de recursos energéticos no renovables.
  • Mejora de la eficiencia energética: uno de los principales pasos que llevan a las empresas a alcanzar la sostenibilidad digital es la adopción de servicios en la nube y la virtualización de infraestructuras. Gracias a ello, se logra centralizar los recursos informáticos en servidores más eficientes y reducir la necesidad de tener múltiples equipos físicos que consumen energía. De igual manera, la digitalización sostenible también implica implementar sistemas de gestión inteligente de la energía, los cuales utilizan sensores y tecnologías de monitoreo, con el fin de identificar y controlar el consumo de energía en tiempo real. A través de estas medidas, es posible identificar áreas de alto consumo y así aplicar acciones para reducirlo.
  • Disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero: por lo general, las organizaciones que optan por el camino verde para su transformación digital suelen apostar por las fuentes de energía renovable, como la solar, eólica o hidroeléctrica, para alimentar su infraestructura digital. De este modo, al utilizar fuentes de energía limpia y renovable, se evita la generación de emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a los combustibles fósiles.
  • Reducción de los desplazamientos físicos: en la misma línea del punto anterior, al utilizar tecnologías digitales para la comunicación y la colaboración en remoto, se reduce la necesidad de realizar desplazamientos físicos, lo que, a su vez, disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero. En este contexto, las reuniones virtuales, el teletrabajo y las videoconferencias son ejemplos de prácticas digitales que evitan desplazamientos innecesarios.

En Cuerva, podemos ayudarte a mejorar la eficiencia energética de tus instalaciones a través de una transformación energética 4.0. Si quieres saber más sobre cómo podemos ayudarte, entra aquí.

¿Cómo implementar la digitalización sostenible?

La digitalización sostenible implica adoptar un enfoque holístico que combine tecnología, estrategia y conciencia ambiental.

En primer lugar, es necesario evaluar los procesos y operaciones existentes para identificar áreas de mejora en términos de eficiencia energética, gestión de recursos y reducción de emisiones. A continuación, se deben seleccionar y aplicar las tecnologías digitales adecuadas, como el Internet de las cosas (IoT), Inteligencia Artificial (IA) y análisis de datos, para automatizar procesos y recopilar y analizar información técnica y ambiental en tiempo real.

Te explicamos cómo la tecnología te ayuda a implementar la digitalización sostenible:

1. Big data

El análisis de datos masivos mediante técnicas y tecnologías de big data es fundamental para adoptar el enfoque de la digitalización sostenible. Gracias al big data, las empresas pueden ejecutar las siguientes acciones claves:

  • Monitorizar y analizar el consumo, a través de la recopilación y el procesamiento de datos en tiempo real sobre el uso de recursos como la energía, el agua y las materias primas.
  • Predecir y optimizar la demanda de productos y servicios, con la finalidad de tener una planificación más precisa y una gestión más eficiente de la cadena de suministro. De este modo, se puede evitar el exceso de producción, lo que reduce los desperdicios y minimiza la necesidad de almacenamiento y transporte innecesarios.
  • Gestionar los residuos y administrar el reciclaje, al analizar datos sobre los patrones de generación de residuos y las prácticas de reciclaje. Con ello, es posible identificar áreas donde se puede reducir la generación de residuos, aumentar la tasa de reciclaje y mejorar la eficiencia en la gestión de los desechos.

2. Realidad virtual (RV) y Realidad aumentada (RA)

Tanto la RV como la RA son capaces de proporcionar soluciones innovadoras y prácticas para abordar diferentes desafíos ambientales dentro de las empresas. Estas son algunas de sus áreas de aplicación:

  • Diseño y planificación sostenible: se pueden crear modelos virtuales que simulan, por ejemplo, la eficiencia energética de un edificio inteligente o la optimización de la distribución de una planta industrial. Gracias a ello, es posible evaluar el impacto ambiental y realizar ajustes antes de la implementación física, lo que, además, ahorra recursos y reduce el desperdicio.
  • Visualización de datos ambientales: con la RV y RA es posible crear visualizaciones en 3D de datos climáticos, patrones de contaminación o áreas de biodiversidad. Esto facilita la interpretación de los datos y permite a los expertos comprender y abordar los problemas ambientales de manera más efectiva.

3. Inteligencia artificial (IA)

La IA es una de las tecnologías más importantes para la digitalización sostenible en la actualidad, dado que permite implementar soluciones automatizadas en cualquier área empresarial o industrial. Por ejemplo:

  • Eficiencia energética: mediante algoritmos de aprendizaje automático, la IA analiza datos en tiempo real sobre el consumo energético y los patrones de uso, identifica ineficiencias y sugiere ajustes para reducir el consumo de energía. Además, la IA es capaz de adaptar de forma automática los sistemas de iluminación, climatización y otros equipos para maximizar la eficiencia energética.
  • Gestión de residuos y del reciclaje: con sistemas de análisis de imágenes y algoritmos de reconocimiento de patrones, la IA logra identificar y clasificar automáticamente diferentes tipos de residuos, facilitando así el reciclaje y reduciendo la cantidad de residuos enviados a vertederos.
  • Monitorización y análisis ambiental: gracias al uso de sensores y dispositivos IoT conectados para recopilar datos sobre la calidad del aire, el agua, el ruido y otros parámetros ambientales, la IA puede analizarlos para identificar patrones y detectar anomalías en tiempo real, como alertas tempranas de contaminación o cambios ambientales significativos.

4. Conectividad 5G

La conectividad 5G proporciona a las empresas una infraestructura de comunicaciones más rápida, confiable y eficiente. Esto les permite desarrollar una recogida, procesamiento y transmisión de datos en tiempo récord y desde una gran variedad de dispositivos interconectados. En concreto, la conectividad 5G ayuda a:

  • Agilizar la toma de decisiones: la tecnología 5G hace que las comunicaciones sean instantáneas, lo cual agiliza la recopilación y el intercambio de información ambiental, datos de consumo de recursos, informes de eficiencia energética y otras métricas clave que necesitan ser monitoreadas de forma permanente y sin márgenes de retraso, para así poder tomar decisiones informadas.
  • Integrar múltiples sistemas: una infraestructura de comunicaciones robusta permite la integración eficiente de sistemas y dispositivos en una red interconectada. Esto es esencial para aprovechar al máximo las tecnologías emergentes que desempeñan un papel importante en la digitalización sostenible, como el internet de las cosas, la inteligencia artificial y el big data.
  • Escalar los recursos necesarios: las infraestructuras alimentadas por la conectividad 5G tienen la capacidad de escalar y adaptarse a medida que las necesidades de la digitalización sostenible evolucionan con el tiempo. Y es que, mientras se implementan más tecnologías dentro de las empresas, también se generan volúmenes de datos cada vez mayores. Una infraestructura flexible puede acomodar el crecimiento y garantizar una conectividad confiable en entornos en constante cambio.

5. Internet de las cosas

La conexión y comunicación entre dispositivos inteligentes ayuda a que las organizaciones sean mucho más versátiles tecnológicamente, ya que les permite recoger datos de cualquier dispositivo o sistema, así como controlarlos de forma remota.

Algunas aplicaciones del IoT para lograr la digitalización sostenible son las siguientes:

  • Eficiencia energética: los dispositivos IoT permiten la monitorización y gestión en tiempo real del consumo de energía en edificios verdes, infraestructuras y sistemas industriales. Los datos recopilados son analizados para identificar ineficiencias y tomar acciones correctivas.
  • Monitorización ambiental: en la misma línea del punto anterior, el IoT facilita una monitorización ambiental precisa y continua, gracias a sensores conectados que miden la calidad del aire, el nivel de ruido, la contaminación del agua y otros parámetros ambientales.
  • Gestión de residuos y reciclaje: gracias a las soluciones IoT, se puede gestionar de manera eficiente los residuos y el reciclaje. Por ejemplo, los contenedores de basura inteligentes equipados con sensores pueden monitorear el grado de llenado y enviar alertas para una recolección oportuna, evitando la recolección innecesaria.

Alcanzar la digitalización sostenible en una empresa no depende únicamente de la tecnología, sino también de saber implementar las prácticas sostenibles adecuadas en toda la cadena de suministro. Solo así se puede obtener un monitoreo continuo de los indicadores de sostenibilidad, evaluar el progreso y realizar ajustes necesarios que permitan alcanzar una transformación digital sustentable de forma exitosa.

En Cuerva siempre hemos apostado por ir más allá. Aunque la innovación de hoy no es la misma que hace unos años, nuestra mirada y manera de entender el entorno y de saber identificar oportunidades siguen intactas. Esto es lo que nos ha permitido aprovechar todos los recursos al máximo para llevar la energía al siguiente nivel. Y es que, con innovación, podemos ofrecer una energía mucho mejor, por ello, en Cuerva la trabajamos en tres horizontes:

  • La optimización continua e innovación incremental para la mejora de rendimientos de nuestras operaciones. 
  • El descubrimiento de nuevas oportunidades de mercado orientado al core de nuestra compañía. 
  • La innovación constante con la que explorar modelos inexistentes.

CUE - Digitalización de la energía - CTA - 421x280 - banner image (1)

Ebook gratuito

Descubre todo lo que debes saber sobre la digitalización de la energía y cómo puede ayudar a una gestión energética más eficiente.

Sobre el autor

Jose Luis Otero, Jefe de Obra en Cuerva
Jose Luis es Jefe de Obra del área de Servicios Industriales y Energéticos. Inició sus andaduras en el sector energético en 2016, muy ligado a las energías renovables y acumulación. Actualmente, aplica estos conocimientos en Cuerva para el desarrollo y gestión de obras multidisciplinares, integrando tres pilares fundamentalmente; edificación, energías renovables y movilidad sostenible.
Artículos sobre Gestión empresarial
memoria de sostenibilidad
ques es un ppa
Cadena-de-valor-que-es
Tecnología sostenible

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas