Inspección OCA en baja tensión: qué es y cuándo es necesaria

oca-baja-tension
Ana Fuentes, Técnico de Oficina Técnica
Escrito el 8 de febrero de 2024
Compartir

Avanzamos hacia un mundo donde la energía juega un papel cada vez más importante: se ha convertido en un motor de cambio y de expansión. Sin ir más lejos, la energía eléctrica ha ido ganando cada vez más protagonismo hasta sustentar nuestras actividades laborales y personales. 

En este contexto de creciente demanda, se ha vuelto necesario extender las redes eléctricas, pero, como sucede en todo crecimiento, también debe garantizarse siempre la seguridad. Aquí es donde juegan un papel clave las inspecciones, que se realizan tanto antes de la puesta en marcha del servicio como después, de forma periódica. Una de estas inspecciones necesarias es la que lleva a cabo el Organismo de Control Autorizado (OCA) en baja tensión .

¿Qué es una OCA en baja tensión?

Cuando se habla de una OCA en baja tensión, se hace referencia a una inspección obligatoria que realiza un Organismo de Control Autorizado (OCA). Estos últimos son entidades reconocidas y autorizadas por parte de la administración competente para realizar inspecciones en las instalaciones eléctricas de baja tensión (BT). Es decir, según lo establecido en el RD 2200/1995, 28 de diciembre, son las únicas acreditadas para realizar estas evaluaciones.

En estas inspecciones, un técnico del organismo de control realiza una revisión tanto documental como técnica de las instalaciones para garantizar que estas cumplen con la normativa vigente y las medidas de seguridad necesarias. Al terminar la evaluación, se emite una resolución que puede ser favorable, condicionada o negativa:

  • Favorable: cuando no se detectan defectos graves o muy graves. Si hay fallos leves, como, por ejemplo, una falta de señalización adecuada, deberán realizarse las subsanaciones correspondientes para corregirlo de cara a futuras inspecciones.
  • Condicionada: si se identifica un defecto grave, como un fallo en el sistema de puesta a tierra, o defectos leves de anteriores inspecciones que no se han solucionado. En este caso, las instalaciones nuevas no podrán obtener suministro eléctrico hasta que no se hayan corregido los defectos detectados, y las instalaciones existentes tendrán 6 meses para realizar un mantenimiento correctivo y subsanar los defectos.
  • Negativa: en el caso de que se perciba un defecto muy grave. En esta situación, se emitirá un certificado negativo al órgano competente de la comunidad autónoma correspondiente. Si se trata de instalaciones nuevas, no podrán obtener acceso al suministro eléctrico, pero, para aquellas ya existentes, las consecuencias pueden variar, llegando a suponer, incluso, una interrupción de la actividad.

¿Cuándo es necesario pasar una inspección a través de una OCA?

Las OCA de baja tensión pueden realizarse en diferentes momentos, los cuales son:

  • Inspección inicial. Se realiza antes de la conexión a la red eléctrica, para garantizar que la instalación cumple con las normativas y estándares aplicables.
  • Inspección periódica. Algunas instalaciones eléctricas, como, por ejemplo, en edificios públicos o industriales, pueden estar sujetas a inspecciones periódicas. Según las normativas locales y las particularidades de la instalación, las inspecciones periódicas pueden llevarse a cabo cada 5 o 10 años. Por ejemplo, tras la inspección inicial, la primera revisión periódica se programará a los 5 años. Para los edificios de viviendas con una potencia superior a 100 kW, se establece la obligación de realizar una inspección cada 10 años.
  • Inspección por modificación o ampliación. Se realiza si una instalación sufre modificaciones sustanciales o que puedan afectar a la seguridad de las personas o propiedades.
  • Inspección por deficiencias. Si en una inspección previa se han detectado deficiencias que es necesario subsanar, se verifica que se han ejecutado las correcciones pertinentes llevando a cabo otra inspección.
  • Inspección extraordinaria. Realizada en casos excepcionales, por ejemplo, si se produce un accidente, para verificar que la instalación sigue cumpliendo la normativa y los criterios de seguridad.


¿Qué instalaciones necesitan una inspección inicial? 

Para saber qué instalaciones requieren de una OCA en baja tensión inicial, hay que acudir al Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT). Este documento establece las condiciones técnicas que deben cumplir las instalaciones eléctricas e indica, en el ITC-BT-05, los casos en los que es necesaria esta revisión.

Según la normativa, las instalaciones que deberán ser inspeccionadas para asegurar su correcto funcionamiento son las siguientes:

  • Instalaciones industriales con un proyecto. Es obligatoria la inspección OCA en baja tensión para todas aquellas instalaciones industriales que necesiten un plan documentado para especificar el diseño eléctrico, la disposición de los componentes, los cálculos de carga y los planos eléctricos. También se requerirá en plantas industriales cuya potencia prevista vaya a ser superior a 100 kW. 
  • Locales de uso público. Deberán someterse a la inspección realizada por una OCA todas las instalaciones eléctricas en espacios de uso público, como restaurantes, cafeterías, gimnasios, hoteles, bares, comercios u oficinas, entre otros.
  • Locales con riesgo de incendio o explosión, clasificados como clase I. Aquellos locales donde existe un riesgo de incendio o explosión de clase I están sujetos a esta inspección.
  • Aparcamientos o estacionamientos. Una OCA deberá supervisar las instalaciones eléctricas de los estacionamientos con una capacidad superior a las 25 plazas
  • Locales húmedos. Se requiere la inspección de las instalaciones eléctricas en espacios húmedos con una potencia proyectada superior a 25 kW, incluidas las instalaciones al aire libre. En esta tipología, se incluyen las instalaciones de placas fotovoltaicas, ya que están a la intemperie.
  • Piscinas . En caso de que las instalaciones eléctricas de una piscina tengan una potencia prevista superior a 10 kW, deben ser inspeccionadas.
  • Quirófanos y salas de intervención. Se llevará a cabo una inspección en todas las instalaciones eléctricas presentes en quirófanos y salas de intervención.
  • Instalaciones de alumbrado exterior. Para los alumbrados exteriores, se tiene en cuenta la potencia proyectada. Si es superior a 5 kW, deberán someterse a una OCA de baja tensión.
  • Instalaciones de estaciones de recarga para vehículos eléctricos, con proyecto. Se procederá a la inspección de todas las instalaciones eléctricas en estaciones de recarga que exijan la elaboración de un proyecto, según lo establecido en la normativa ITC-BT-052 del REBT.

¿Cuánto cuesta una OCA en baja tensión?

El coste de una OCA en baja tensión puede variar de manera sustancial dependiendo de varios factores:

  • La complejidad de la instalación (potencia o número de cuadros, entre otros elementos).
  • El tipo de edificio o establecimiento.
  • La ubicación.
  • Las normativas locales.
  • La entidad que la realiza.

Para obtener una estimación precisa del coste de una OCA en baja tensión, desde Cuerva te recomendamos que te pongas en contacto con organismos locales o empresas especializadas en inspecciones eléctricas

Garantiza la seguridad de tus instalaciones eléctricas

Ya sea en la construcción de un edificio o local como en las posteriores labores de mantenimiento, la seguridad es un factor clave. Por eso, más allá de garantizar un funcionamiento adecuado, las inspecciones oficiales tienen la labor de certificar el cumplimiento de normativas y estándares. De ahí la importancia de las OCA en baja tensión, ya que garantizan la seguridad tanto de las personas como de la propia instalación. 

En Cuerva , ponemos a tu disposición nuestra experiencia acumulada durante más de 80 años en la instalación y mantenimiento de instalaciones eléctricas. Te ayudamos a mantener tus instalaciones eléctricas al día de las últimas normativas, con el objetivo de evitar cualquier riesgo, mantener tu operatividad diaria y de que puedas pasar las inspecciones OCA en baja tensión sin ningún tipo de problema. ¿Hablamos?

CUE - CTA imagen  - Card

Infografía gratuita

Descubre nuestra guía para llevar a cabo un mantenimiento eléctrico efectivo que te permita asegurar el máximo rendimiento.

Sobre el autor

Ana Fuentes, Técnico de Oficina Técnica
Ana Fuentes Pérez, Ingeniera de Oficina Técnica en Cuerva, es Ingeniera Electrónica Industrial graduada por la Universidad de Granada. Con una sólida formación en el campo, destaca por su habilidad para resolver problemas técnicos y su compromiso con la eficiencia en entornos industriales. En la actualidad, da soporte y gestiona técnicamente la ejecución de obras relacionadas con fotovoltaica, instalación eléctrica y movilidad eléctrica. Su enfoque proactivo y su experiencia la convierten en un activo valioso en el ámbito de la ingeniería.
Artículos sobre Construcción e instalación
Instalación de paneles para el autoconsumo industrial
hvac-que-es
técnico de mantenimiento de placas solares
licencia de obra menor

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas