Qué es una smart city: la transformación digital de las ciudades

Smart City
Miguel Fernández-Mena, Smart Energy Engineer en Cuerva
Escrito el 10 de marzo de 2023
Compartir

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las ciudades producen alrededor del 70% de las emisiones de carbono mundiales y, desde 2007, más de la mitad de la población mundial ha estado viviendo en ciudades. Además, se espera que dicha cantidad aumente hasta el 60% para el año 2030.

Ante este contexto, resulta imprescindible aplicar soluciones e innovaciones que permitan reducir la huella de carbono de las ciudades, con el fin de contener y reducir las consecuencias ambientales y socioeconómicas que, por el contrario, se derivarían del cambio climático. Y esto es posible gracias a las ciudades inteligentes o smart cities, las cuales utilizan nuevas tecnologías y cuentan con proyectos de sostenibilidad que permiten mejorar la calidad de vida de los habitantes y aumentar la eficiencia de recursos.

¿No sabes qué es una smart city? En este artículo, te contamos todo sobre estos proyectos integrales e innovadores.

¿Qué es una smart city y cuáles son sus características?

Una smart city o ciudad inteligente es aquella que adopta tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para la gestión de la urbanización y sus recursos energéticos, con el fin de mejorar su eficiencia y la calidad de vida de los ciudadanos, al mismo tiempo que se garantiza un desarrollo sostenible y respetuoso con el medioambiente.

“Ciudad Inteligente (smart city) es la visión holística de una ciudad que aplica las TIC para la mejora de la calidad de vida y la accesibilidad de sus habitantes y asegura un desarrollo sostenible económico, social y ambiental en mejora permanente. Una ciudad inteligente permite a los ciudadanos interactuar con ella de forma multidisciplinar y se adapta en tiempo real a sus necesidades, de forma eficiente en calidad y costes, ofreciendo datos abiertos, soluciones y servicios orientados a los ciudadanos como personas, para resolver los efectos del crecimiento de las ciudades, en ámbitos públicos y privados, a través de la integración innovadora de infraestructuras con sistemas de gestión inteligente.”

Definición de smart city del Grupo Técnico de Normalización 178 de AENOR, adoptada por el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes de España.

Para acabar de entender qué es una smart city, es importante conocer sus principales características. Algunas de ellas son:

  • Uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC): la implementación de estas tecnologías ayudan a controlar los diferentes subsistemas que componen una ciudad inteligente para mejorar la eficiencia energética de la misma, además de la calidad de los bienes y servicios. Asimismo, a través de las mismas, los ciudadanos pueden participar en el control de la ciudad.
  • Eficiencia energética: las smart cities hacen uso de las llamadas smart grids, o redes inteligentes. Es decir, redes interconectadas que permiten la bidireccionalidad de datos entre el centro de control y el usuario. Esto permite que la respuesta sea rápida y eficaz en términos de demanda de energía y cambios de la misma. De esta manera, es un sistema en el que la generación eléctrica está distribuida en todo el territorio, es decir, no está centralizada. En este sentido, las redes eléctricas se encuentran comunicadas entre sí de forma constante, lo que hace posible monitorear el consumo de energía en todo momento y optimizar así la calidad del servicio.
    Asimismo, en los edificios se cuenta con los smart meters, una herramienta de medición inteligente del consumo energético de los usuarios, capaz de comunicar a distancia y en tiempo real a través de telecontadores.
  • Prácticas sostenibles: en una smart city, los edificios son domóticos y respetan el medioambiente. Para ello, tienen sistemas de producción energética integrados para reducir la huella de carbono.
  • Con este mismo objetivo, cuentan con un sistema de gestión inteligente de residuos, ya que, cuantos más ciudadanos, más residuos. Para ello, utilizan tecnologías que activan mecanismos de actuación como, por ejemplo, sensores que miden el sistema de llenado.
  • Movilidad urbana inteligente y transporte público sostenible: gracias a tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT), hay una mejor planificación del transporte y de la gestión del tráfico. Además, la movilidad es eléctrica, por lo que existen varios puestos de recarga públicos y privados.
  • Seguridad: dispositivos de vigilancia y análisis de datos, como cámaras, sensores y sistemas de protección de vídeo, garantizan la seguridad pública. A su vez, se refuerza la ciberseguridad para proteger el intercambio de datos.
  • Transparencia entre gobiernos y ciudadanos: en las smart cities o ciudades inteligentes se gestionan datos de forma masiva, por lo que se necesita que haya una administración digital transparente y que cuente con la participación de los ciudadanos a la hora de tomar decisiones y gestionar los servicios públicos.

Ahora que ya sabes qué es una smart city exactamente, cabe mencionar que dentro de estas ciudades inteligentes se encuentran los llamados Distritos de Energía Positiva (PEDs) del futuro. Se trata de distritos o barrios compuestos por edificaciones de uso múltiple que se caracterizan por su eficiencia energética, un balance de emisiones de CO₂ cero y que gestionan y controlan el exceso anual de producción renovable local de manera activa. Por ejemplo, se puede hacer uso de bancos solares para cargar dispositivos, o estaciones de recarga de vehículos eléctricos a través de paneles fotovoltaicos, entre otras cosas.

Beneficios de una smart city

Entre los beneficios de una smart city podemos destacar los siguientes:

  • Favorece el desarrollo social: proporciona varios espacios para innovar y generar nuevas ideas de negocio que ayuden a solucionar problemas urbanos.
  • Mayor eficiencia en el uso de recursos: las smart cities, gracias a los datos que se obtienen de las tecnologías implementadas, pueden identificar cuáles son las necesidades exactas de la ciudad, lo que permite hacer una mejor planificación y operación de los recursos y dar un servicio óptimo. Asimismo, esta adecuada gestión de los servicios hace posible que se reduzca el gasto público.
  • Respetuosa con el medio ambiente: promueve la movilidad eléctrica e inteligente, así como la eficiencia energética en el consumo de energía y en la gestión de los residuos y recursos. Todo esto contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la huella de carbono.
  • Mayor participación ciudadana: una smart city mejora la transparencia de las administraciones locales. Asimismo, fomenta la participación ciudadana a la hora de tomar decisiones y solucionar problemas urbanos.
  • Genera comunidades más seguras: el monitoreo en tiempo real a través de diversas tecnologías permite responder de manera rápida a situaciones de emergencia, tomar medidas preventivas en función de patrones identificados y contar con una mejor comunicación y coordinación entre los servicios de emergencia y las autoridades.

Qué es una smart city: el top 5 mundial

Las ciudades inteligentes ya son una realidad a nivel mundial. De hecho, según el Smart Cities: Key Technologies Environmental Impact & Market Forecasts 2022-2026, de Juniper Research e Intel, las cinco smart cities más eficientes del mundo en salud, productividad, movilidad y seguridad son:

  • Shanghái: posee una plataforma de datos llamada Shanghai´s Citizen Cloud donde hay más de 1.200 servicios que los ciudadanos pueden necesitar. Además, también pueden ponerse en contacto con el gobierno a través de este sistema. De hecho, se trata del método más eficiente, ya que, en lugar de tener un número específico para cada departamento, hay un solo teléfono para poder hablar.
  • Seúl: actualmente están llevando a cabo diferentes proyectos, como la utilización de robots para patrullar o de balizas inteligentes que transmiten señales constantes, para seguir la ubicación en tiempo real de niños y así impedir su desaparición.
  • Barcelona: posee un sistema de transportes que funciona con rutas diagonales por la ciudad y que utilizan renovables. A su vez, hay alumbrado público LED y los residuos van a parar a contenedores inteligentes.
  • Beijing: todos los documentos de identidad de los ciudadanos están cargados en una única tarjeta virtual. Asimismo, todo el transporte se puede pagar con el teléfono móvil y obligan a cerrar por completo aquellas fábricas que han identificado que son las que más contaminan (siempre y cuando no estén produciendo).
  • Nueva York: a través de un sistema de lectura automática de los contadores, ha progresado en solucionar sus problemas de consumo energético y de agua. También, poseen contenedores y chips que funcionan con energía solar y que mejoran la eficiencia de la recolección de residuos.

¿España cuenta con otras smart cities?

Además de Barcelona, que es la única ciudad española que está dentro del top 5, en España contamos con más de 60 ciudades inteligentes, las cuales ya trabajan en la gestión eficiente de energía, la reducción de emisiones del CO₂, el consumo inteligente de agua o el tratamiento sostenible de residuos.

En este sentido, las dos smart cities españolas más importantes, según el Ranking Cities in Motion de la IESE Business School de Navarra, son:

Madrid

La capital española dispone de movilidad sostenible, con varias líneas de autobuses con vehículos eléctricos, y tiene un protocolo anticontaminación.

En este sentido, es referente por Madrid Distrito Centro, una zona de bajas emisiones donde se hace un control de las mismas y de la circulación vehicular. Además, cuenta con una plataforma de atención al ciudadano que permite que cada usuario notifique a través de su teléfono cualquier incidente en tiempo real.

Valencia

Esta smart city española ofrece a los ciudadanos todo tipo de información sobre los sistemas que se despliegan en la ciudad, la cual ha sido recopilada por el ayuntamiento.

Además, posee alumbrado inteligente, un sistema de gestión de ruido y sensores medioambientales. Por ejemplo, cuenta con vehículos de limpieza con sensores que hacen la recolección de basura más eficiente.

Smart cities basadas en las energías renovables

Al explicar qué es una smart city, habrás podido comprobar que la base de estas ciudades inteligentes son las energías renovables y la optimización de los recursos disponibles, dado que su principal objetivo es ser lo más sostenible y eficiente posible.

Este planteamiento de las smart cities está alineado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 11 “lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”. Y es que es imprescindible que las ciudades del futuro busquen el bienestar de los ciudadanos, pero manteniendo el respeto por el medioambiente.

En Cuerva apostamos por las ciudades del futuro basadas en la energía positiva. Creemos en una sociedad conectada de forma totalmente accesible y sostenible. La base de todo esto es un sistema inteligente en el que todos podamos participar y que prevé el consumo con el fin de ajustar la generación y uso de energía del mismo, de una manera óptima y eficiente. ¿Suena bien, verdad? Hablamos de lo que se conoce como distritos de energía positiva, un nuevo modelo energético, más flexible y eficiente, basado en fuentes renovables, que nos acerca a la neutralidad en carbono y beneficia al planeta.

Si sueñas con crear o formar parte de la revolución energética basada en las smart cities, somos tu mejor aliado. Hemos apoyado y participado en el proyecto Distritozeta, un barrio inteligente en Málaga bautizado como “el barrio del futuro” que dé respuestas a las necesidades del ciudadano en Málaga. El resultado ha sido un barrio inteligente donde se potencia aspectos como la sostenibilidad, la movilidad, la tecnología y la comunidad.

Desde Cuerva no podíamos dejar de participar en esta iniciativa, a través de uno de los pilares más importantes como son las renovables y la sostenibilidad. Por ello, hemos trabajado en la instalación de plantas fotovoltaicas, mini aerogeneradores y puestos de carga para vehículos eléctricos, por lo que nuestra experiencia probada acometiendo grandes proyectos eléctricos y energéticos como este, sumada a nuestra historia renovable desde hace más de 80 años, crean la sinergia perfecta para poder cocrear el consumo y generación energética del futuro. ¿Quieres que tu energía te lleve al siguiente nivel?

CUE - 421x280 2 3

Ebook gratuito

Descubre todo lo que debes saber sobre las energías renovables en España, cuáles son sus ventajas y cómo implementarlas en tu empresa.

Sobre el autor

Miguel Fernández-Mena, Smart Energy Engineer en Cuerva
Miguel Fernández-Mena se incorporó a Cuerva a mediados de 2022 dentro del área de Innovación participando activamente en el desarrollo de proyectos energéticos relacionados con las Smart Grids. Actualmente trabaja en el desarrollo de aplicaciones basadas en nuevas tecnologías y el uso de datos para la planificación y operación eficiente de redes inteligentes.
Artículos sobre Innovación
metaverso-ejemplos
BMS que es
tendencias sector energético 2024
virtual power plants

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas