La próxima generación de puntos de recarga: más rápidos e inteligentes

puntos-de-recarga
Jose Luis Otero, Jefe de Obra en Cuerva
Escrito el 7 de marzo de 2024
Compartir

Una infraestructura caracterizada por la robótica y la optimización, con estaciones transformadas para vivir experiencias de recarga más agradables, está propiciando la transición hacia la movilidad sostenible 

Es el año 2030. Te despiertas, te arreglas y te diriges al trabajo en tu vehículo eléctrico autónomo. Durante el trayecto, recibes una notificación que te informa de que el nivel de carga del coche está bajo y tiene que recargar. “No hay problema”, piensas, “voy a pedir al coche que se dirija al punto de recarga más cercano”.

Al llegar y después de aparcar, un ejército de pequeños robots se activa y se coordina para conectar tu vehículo y llenarlo con energía sostenible sin que tengas que hacer nada. Mientras la batería se recarga, aprovechas para trabajar en las salas de coworking habilitadas en la estación de servicio, tomar un café y hacer algunas compras. Todo se factura automáticamente en tu cuenta al terminar.

¿Te parece una película de ciencia ficción? Escenarios como este serán habituales en un futuro muy cercano gracias a una nueva generación de puntos de recarga caracterizados por ser inteligentes, rápidos y accesibles. De hecho, ya contamos con ejemplos de estaciones con servicios similares a los que hemos presentado, anticipando un futuro donde la movilidad eléctrica será la predominante.

Para lograr el dominio de la movilidad eléctrica en el año 2030, y teniendo en cuenta que a día de hoy la autonomía media de las baterías de coches es de unos 200 kilómetros, el desarrollo de una infraestructura de puntos de recarga que garantice el suministro durante cualquier recorrido es más necesaria que nunca

Según Deloitte, España requerirá entre 65.000 y 95.000 puntos de recarga para atender la circulación prevista de cinco millones de vehículos eléctricos. Pero, ¿cómo serán estos nuevos puntos de recarga? Sigue leyendo para conocer cómo estos nuevos hubs energéticos cambiarán por completo la experiencia de movilidad tal y como la conocemos.

Nuevo paradigma: puntos de recarga más inteligentes y accesibles

En esta nueva era de movilidad que se avecina, los puntos de recarga evolucionan de simples tomas de corriente a centros integrados que mejoran toda la experiencia del usuario. Es decir, además de optimizar la carga de los vehículos eléctricos y permitir que estos puedan devolver energía a la red eléctrica (bidireccionales), las estaciones también integran servicios de valor añadido. 

Espacios de trabajo, centros de descanso o una amplia oferta de restauración y ocio son solo algunas de las prestaciones que los usuarios podrán aprovechar durante la carga de sus coches. Tecnología y servicios que serán las señas de identidad de unos nuevos puntos energéticos cuyas señas de identidad serán:

1. Carga inteligente: avanzando hacia la optimización


Los futuros puntos de recarga maximizarán la eficiencia de la carga de vehículos eléctricos al gestionar la energía transferida de manera óptima, adaptándose a las necesidades y características de cada vehículo . Gracias al uso de la inteligencia artificial y el machine learning, evitarán problemas como recargas excesivamente lentas, debido a una potencia inadecuada según la batería o desgastes innecesarios al cargar siempre a máxima potencia cuando no es necesario.

Para conseguirlo, los agentes del sector están desarrollando algoritmos avanzados con los que identificar automáticamente cada vehículo y comprender sus características específicas. Esto permitirá iniciar la carga de manera automática, transferir la energía necesaria en el menor tiempo posible y notificar al usuario cuando la batería esté llena mediante una aplicación móvil.

2. Carga inalámbrica: más allá de cables y enchufes


¿Nos olvidaremos de enchufes, cables y conectores? Aunque no del todo, ya hay soluciones que posibilitan la recarga de vehículos sin contacto físico. Un ejemplo es el sistema inductivo desarrollado por Tecnalia, que transfiere energía a través de un campo electromagnético, haciendo que la electricidad “salte” por el aire entre el suelo y el coche.

Esta modalidad, que se asemeja al funcionamiento de la carga inalámbrica de telefonía móvil en su esencia, simplificará y agilizará el repostaje, sobre todo en espacios públicos. Algunos, incluso, imaginan que los vehículos eléctricos podrán recargarse mientras están parados en un semáforo. Si esta tecnología se impone sobre las demás, ¿qué pensarán las generaciones futuras al ver fotos nuestras repostando gasolina y, a veces, con las manos salpicadas de combustible?

3. Puntos de carga accesibles


Llegar a 95.000 puntos de recarga en España para 2030 implica también estudiar detenidamente dónde instalarlos para que sean accesibles. ¿Te imaginas poder cargar tu coche eléctrico en prácticamente cualquier lugar gracias a una red accesible y ubicua? Centros urbanos, áreas periféricas, entornos rurales, autopistas, etc.

Esta capilaridad de la red se conseguirá mediante la instalación de puntos de recarga en todo tipo de espacios: desde parkings en centros comerciales hasta en la misma vía pública (como en los mencionados semáforos) o en estaciones de servicios (gasolineras) reconvertidas. 

4. Experiencias cómodas, placenteras e innovadoras


Si la accesibilidad a la recarga será determinante para que los vehículos eléctricos sean una alternativa viable para la mayoría de los conductores, igual de importante será garantizar una experiencia placentera

Tal y como sucede en nuestra visión de 2030, los centros de carga del mañana convertirán la espera en momentos productivos y reparadores . Esta experiencia se conseguirá reduciendo los tiempos de inactividad, creando espacios atractivos, tanto para el trabajo como para el ocio o el descanso . Ejemplos de este tipo ya tenemos, como la iniciativa Audi Charging Hub , en la ciudad bávara de Núremberg, que dota a los conductores de instalaciones de última generación con puntos de carga de alta potencia en entornos urbanos. 

Dispone de espacios abiertos, como una sala de unos 200 metros cuadrados con un patio de 40 metros, ideales para trabajar o relajarse. Además, cuenta con una pantalla de 98 pulgadas donde configurar modelos de Audi, consultar las funciones del Audi charging hub o verificar el nivel de carga actual del coche. Al mismo tiempo, ofrece una sala de descanso disponible las 24 horas del día.

Además de todo lo anterior, Audi ofrece en estas instalaciones otros servicios añadidos como una estación de intercambio de baterías para bicicletas eléctricas, un servicio de préstamo de scooters eléctricos, así como pruebas de conducción con el Audi Q4 e-tron y RS e-tron GT, supervisadas por expertos de Audi. 

Otra iniciativa notable en este campo es Ionity que, siendo un proyecto nacido de la colaboración de varios fabricantes de automóviles, está desarrollando una red de carga de alta potencia en toda Europa. Además de la última tecnología para acelerar la recarga, los distintos puntos de recarga, ubicados tanto en autopistas como en centros urbanos, también incorporan servicios adicionales, como Wi-Fi gratuito, espacios de trabajo y áreas de descanso.

Con propuestas de este tipo, que van mucho más allá de la mera recarga y se preocupan por los pequeños detalles, cargar el vehículo se irá convirtiendo en una experiencia cada vez más satisfactoria. El tiempo de llenar el vehículo de electricidad deja de perderse. Nuestro tiempo es oro.

5. Robots de carga: autonomía y seguridad


En esta búsqueda por la eficiencia, la accesibilidad y la comodidad surgen nuevas tecnologías. Una de ellas es la de los robots de carga, una solución gracias a la que unos dispositivos autónomos recargan el vehículo de forma automática sin necesidad de intervención humana.

Para ejecutar su trabajo, estos se desplazan por el suelo y, equipados con un brazo robótico, conectan el cable de carga al vehículo. Tienen la capacidad de adaptarse a diferentes potencias de carga, capacidades de batería y a los diferentes tipos de tomas de vehículos.

Con ellos, se resuelven muchos problemas existentes y se mejora la experiencia de uso. Si están disponibles en el parking de una ciudad o un centro comercial, los conductores pueden realizar otras actividades mientras su vehículo se recarga . A las personas con movilidad reducida, además, puede facilitarles esta operación al hacerla por ellos ―algo relevante si tenemos en cuenta que las conexiones son cada vez más pesadas―.

Varios tipos de estos robots de carga ya están operativos hoy en día. Hyundai ha desarrollado un robot de carga automático (ACR) capaz de recargar vehículos en cualquier entorno, independientemente de la ubicación, condiciones meteorológicas o posibles obstáculos. 

Por su parte, la compañía EV Safe Charge ha desarrollado Ziggy, un robot que puede buscar y reservar una plaza de aparcamiento, así como rellenar un vehículo eléctrico sin intervención humana. La activación de este se hace a través de una app móvil o del propio sistema del coche.

Bienvenidos al futuro de la movilidad

A menudo nos olvidamos de lo cerca que está el futuro. Y, sin embargo, conceptos que parecen ciencia ficción, como estaciones de vehículos eléctricos atendidas por robots o la propia recarga inalámbrica, son ya viables. La tecnología demuestra, una vez más, ser el catalizador perfecto para acelerar la tan necesaria movilidad sostenible e inteligente

Gracias a la automatización, el Internet de las Cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA), los operadores del sector están creando una infraestructura de recarga ubicua, ultrarrápida y optimizada para superar cualquier barrera. Sensores inteligentes permitirán identificar vehículos, iniciar la carga automáticamente y notificar al conductor a su finalización. Flotas de robots automatizados podrán manipular cables y conectores, realizando ellos mismos la recarga mientras nosotros hacemos otras cosas. Y todo monitoreado en tiempo real gracias al machine learning.

Las estaciones y los puntos de carga satisfarán cada vez más nuestro estilo de vida al ofrecer todo tipo de servicios y facilidades para convertir la espera en momentos agradables y productivos, así como al incorporar áreas de coworking, zonas de lectura o espacios infantiles, donde los más pequeños también encuentren atractiva la parada.

Esta nueva red de recarga, en paralelo con la fabricación de baterías con mayor autonomía, harán viable que los vehículos eléctricos sean una opción cómoda, fiable y sostenible para el uso diario de millones de personas.

El concepto de recarga está evolucionando de simple transacción energética a una experiencia completa centrada en el usuario. En Cuerva somos conscientes de que la tecnología ya ha empezado a escribir este camino que, más que futurista, forma parte del presente. Por ello, seguimos desarrollando nuevos proyectos e iniciativas que nos permitan dar respuesta a los retos del sector para sumarnos a la revolución de la movilidad eléctrica. Y tú, ¿estás preparado?

imagen portada webinar 1 card image con pantalla ordenador textura de fond

Webinar gratuito bajo demanda

Descubre cómo puedes adaptarte al paradigma energético actual, sin perder competitividad y ahorrar en costes.

Sobre el autor

Jose Luis Otero, Jefe de Obra en Cuerva
Jose Luis es Jefe de Obra del área de Servicios Industriales y Energéticos. Inició sus andaduras en el sector energético en 2016, muy ligado a las energías renovables y acumulación. Actualmente, aplica estos conocimientos en Cuerva para el desarrollo y gestión de obras multidisciplinares, integrando tres pilares fundamentalmente; edificación, energías renovables y movilidad sostenible.
Artículos sobre Construcción e instalación
esquema-instalacion-placas-solares-fotovoltaicas
rehabilitacion-energetica
Instalación de paneles para el autoconsumo industrial
oca-baja-tension

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas