¿Cómo saber qué potencia contratar de luz?

como saber que potencia contratar
Estíbaliz Anguita, Coordinadora Comercial en Cuerva
Escrito el 29 de agosto de 2022
Compartir

¿Cómo saber qué potencia contratar de luz? Al hablar de la electricidad, el término “potencia” es uno de los más utilizados. Es más, al aparecer en la factura, conviene saber en qué consiste. Por eso desde Cuerva te ofrecemos las claves para comprender tu consumo actual, de forma que puedas comprobar si realmente es el que necesitas. Además, te facilitará la consecución de otras labores importantes, como la regulación de la citada potencia, así como el aprovechamiento de los beneficios que obtengas.

Qué es la potencia eléctrica y cómo saber qué potencia contratar

Entendemos como potencia eléctrica la velocidad por unidad de tiempo al que es transferida la energía eléctrica a un circuito eléctrico.

Para que sea más comprensible, podemos resumir que la potencia eléctrica es la cantidad de energía que genera o consume un elemento en un momento particular.

Pensemos en una bombilla, pues todos tenemos en el hogar, puesto de trabajo, etc. Si consta de una potencia de 20W, esa sería la energía consumida mientras está en funcionamiento en un momento determinado.

Este caso se podría extrapolar a un hogar completo, o bien a un negocio, con todos sus aparatos eléctricos. Depende de la cantidad contratada, cada elemento aportará cuando esté en funcionamiento según sus especificaciones.

Cómo se calcula la potencia eléctrica

¿Cómo se calcula la potencia eléctrica? Existen diversas fórmulas. No obstante, conviene conocer las necesidades y particularidades de la vivienda o negocio. Por eso es necesario tener en cuenta:

  • El número de personas que residen o trabajan en el lugar.
  • El consumo de los equipos y electrodomésticos conectados a la vez.
  • Las dimensiones del inmueble, de la fábrica, o de la oficina.
  • La disposición de la instalación. Como veremos en breve, puede ser trifásica o monofásica.

Entonces, ¿cómo saber qué potencia contratar? Debes tener claro que la potencia ha de ser menor o igual a la máxima admitida según el Boletín Eléctrico. Si hiciera falta una superior, habría que modificar dicho boletín.

Disponemos de diversos métodos para el cálculo de la potencia, que variará según el más interesante y adaptable a las necesidades de cada punto de suministro. Por ello conviene contratar a un experto autorizado y usar una calculadora de potencia.

Para entender qué potencia contratar se medirán los kilovatios de forma manual y se actuará según el factor de simultaneidad: es decir, el número de veces que los aparatos eléctricos  y electrónicos pueden coincidir en su conexión.

Dicho esto, la fórmula del cálculo de la potencia saldrá de la suma de los kilovatios de potencia de cada aparato, a la que se le aplicará el factor de simultaneidad más 1 kilovatio extra. Así sabremos la potencia mínima a contratar.

Tipos de instalaciones: monofásicas y trifásicas

Una vez sabes cuál es la potencia ideal, tienes que decidir qué tipo de instalación utilizarás. Básicamente son estas dos:

  1. Instalación monofásica: posee una sola fase y corriente alterna, proporcionando una capacidad de 220 a 230 voltios.
  2. Instalación trifásica: tiene tres fases, por lo que proporciona tres corrientes alternas o RST. El voltaje asciende a 380 voltios.

Cuál es la potencia normal contratada en una empresa

La instalación monofásica es más económica, por lo que es habitual tenerla en viviendas. Las empresas, por su parte, suelen necesitar la trifásica, ya que consumen más. A no ser que tengan muy poca actividad, tendrán que trabajar con esta última.

Para saber qué potencia contratar de luz en tu empresa, haz un cálculo elaborado basado en estos parámetros:

  • Porcentaje de aparatos que funcionarán de forma simultánea.
  • Número total de electrodomésticos y aparatos eléctricos.
  • Número completo de trabajadores.
  • Actividad económica del negocio.
  • Dimensiones de la oficina, local o nave.

Para comprender cómo se calcula la potencia necesaria requerimos de una respuesta a estos parámetros, pues no hay un número fijo para todo tipo de compañías. Cada una tiene sus singularidades y necesidades concretas, y por supuesto nosotros te ayudamos a llegar a la conclusión que necesitas.

Conviene por ello recordar que, aunque a mayor potencia habrá más gasto, no influye tanto el tamaño de la empresa, sino el número de equipos conectados a la corriente. Ahora bien, eso no significa que reducir la potencia contratada vaya a implicar mayor ahorro, pues podría saltar el ICP (Interruptor de Control de Potencia), y luego, subir la potencia, también cuesta dinero. Hay que hacer un cálculo muy afinado y un análisis posterior para elegir de manera correcta qué potencia contratar. 

Tarifas para empresas y pymes

¿Cómo saber qué potencia contratar de luz para tu pyme o empresa? Debes conocer las diversas tarifas con las que trabajan las compañías actuales. Las más comunes son:

  • Tarifa 3.0 TD: es una tarifa de acceso que sirve para todos y cada uno de los puntos de suministro de baja tensión. Ahora bien, poseen más de 15 kW de potencia contratada, de ahí que sea común asignarla a compañías pequeñas de hostelería, escuelas, despachos, oficinas, comunidades, hoteles, panaderías, etc.
  • Tarifa 6.1 TD: en este caso encontramos una tarifa que consta de seis términos de potencia y seis términos de energía. La tensión del suministro supera 1 kW pero es inferior a 30 kV. Está dividida en periodos horarios y suele ser contratada por empresas con un consumo energético muy elevado. Recordemos que el precio variará según el momento del día.

Cómo saber si la potencia de mi empresa es la correcta

¿Cuál es la potencia ideal de tu negocio o tu vivienda? Va a depender. Como consejo, puedes hacer el cálculo de equipos y aparatos electrónicos, observar la simultaneidad, y compararlo con el nivel que tienes contratado.

Recuerda que, en muchas ocasiones, la distribuidora asigna un nivel concreto en función del tamaño. Pero entender que la potencia es la adecuada requiere tener en cuenta el consumo que deriva de los equipos instalados en el interior y que requieren del consumo de energía.

Normalmente, dado que vosotros conocéis perfectamente vuestra actividad laboral y equipos que están conectados a la red y operando a la vez, ya tendréis una aproximación de qué potencia vais a necesitar.

Sin embargo, siempre es más conveniente que un equipo de profesionales dedicado lleve a cabo un estudio de potencia. Se analizan los datos de, normalmente, alrededor de un año de tiempo -y así contar con una imagen lo más fiel a la realidad posible-, para ver si realmente esa es la potencia que necesitas o hay que ajustarla. De esta manera no se te penalizará por los posibles excesos de la potencia demandada.

Cómo aumentar o reducir la potencia contratada

El tipo de instalación tendrá mucho que ver en el aumento o en la reducción de potencia. Para hacerlo, habrá que contactar con tu comercializadora de referencia, quién se pondrá en contacto la empresa distribuidora para exponer las necesidades. Ahora bien, considera que puede ser problemático, en concreto, si tienes contratada una potencia elevada y quieres bajarla, pues habría que hacer esos cálculos mencionados anteriormente para estar seguros de que no te quedas corto.

Además, estos cambios implican gastos, por lo que, antes de pedir un cambio, es mejor estar bien informado a través del distribuidor de todo lo que conlleva.

También, a su vez, requerirá de la presentación de información, cuyo titular ha de presentar ciertos documentos:

  • Nombre, apellidos y documento identificativo o DNI del titular.
  • Potencia anterior.
  • Potencia nueva a contratar.
  • Boletín Eléctrico.
  • Código CUPS: Código Unificado del Punto de Suministro.

¿Sabes ya cuál es la potencia ideal para tu negocio?

¿Entiendes ya cómo saber qué potencia contratar? Recuerda que exige contar con un equipo de profesionales que realice un buen estudio del consumo y que recomiende lo que necesitas realmente, de forma transparente. En Cuerva, a través de nuestra delegación de CHC Energía, contamos con ese equipo. Ponemos las necesidades de las personas en el centro de todas nuestras actividades y les hacemos partícipes en la toma de decisiones, para acompañarlas hacia un nuevo modelo energético más eficiente y sostenible. Tú decides.

Sobre el autor

Estíbaliz Anguita, Coordinadora Comercial en Cuerva
Estíbaliz es coordinadora comercial de la delegación de la comercializadora CHC Energía en Cuerva. Su función es acompañar al equipo de asesores energéticos en las diferentes acciones técnico-comerciales para optimizar el consumo energético de cada cliente. Además, es responsable de definir estrategias comerciales que permitan aumentar los clientes de la comercializadora. Coordina el equipo comercial y de atención al cliente para prestar una experiencia satisfactoria a lo largo de todo el proceso.

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe cada dos semanas un boletín con historias relacionadas a la transformación energética, artículos de innovación y consejos.

Contacta con nosotros

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada.

Horario de atención: 9:00h a 18:00h.