Calentamiento global: cómo combatirlo al alcance de tu mano

Pinar tras incendio forestal por cambio climático
Beatriz Jaldo, Jefa de EPC Renovables en Cuerva
Escrito el 23 de febrero de 2023
Compartir

Desde hace unos años, el planeta experimenta cada vez con más fuerza el impacto del cambio climático. Como consecuencia de este fenómeno, el hielo ártico y los glaciares se reducen de forma rápida, el nivel del mar asciende y sus aguas se calientan y escasean, lo que hace peligrar la supervivencia de una gran variedad de plantas y animales.

Y el escenario previsto por los especialistas es aún más peligroso. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM): “existe un 50% de posibilidades de que la temperatura media anual supere en 1,5 °C los niveles preindustriales en los próximos años, lo que ocasionará graves daños al planeta y a la vida de las personas”. Además, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), si esto continúa así, se ha marcado 2030 como fecha límite para que se produzca una catástrofe mundial.

Fenómenos meteorológicos anómalos como fuertes sequías, incendios extremos, inundaciones o falta de alimentos para la población, podrían ser solo los primeros indicios. Ante esta situación tan extrema, conocer cuáles son las causas del calentamiento global y las soluciones y medidas que hay a nuestro alcance para combatirlo se vuelve imprescindible, con el fin de concienciarse y actuar para mitigar sus efectos.

El calentamiento global, ¿qué es y por qué se produce?

El efecto invernadero se produce cuando determinados gases ―como el dióxido de carbono― retienen una parte de la energía que emite la Tierra, tras calentarse por la radiación del sol. Este proceso natural permite que exista la vida en la Tierra, ya que le otorga una temperatura habitable para los seres vivos.

Sin embargo, según la evidencia científica, la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) como resultado de la actividad humana ha causado el aumento del efecto invernadero, lo que hace que se eleve la temperatura del planeta y se modifiquen los patrones de lluvia. Estos cambios significativos suponen una serie de desafíos para los seres vivos:

  • Climas extremos: la acumulación de gases de efecto invernadero hace que las temperaturas aumenten y se produzcan sequías e incendios que causan la deforestación y desertización de las zonas afectadas. Asimismo, las lluvias se vuelven menos frecuentes, pero más intensas, lo que provoca inundaciones.
  • Propagación de enfermedades: el aumento de las temperaturas favorece la transmisión de patógenos de enfermedades como el dengue, ébola, cólera, fiebre amarilla, etc.
  • Derretimiento de los glaciares: el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) estima que, para 2100, desaparecerá más de un tercio de los glaciares. Esto hace que aumente el nivel del mar, se alteren las corrientes oceánicas y se produzcan con mayor frecuencia catástrofes meteorológicas como huracanes o tifones.
  • Cambios en los ecosistemas y en la biodiversidad: los climas extremos hacen que miles de especies no sean capaces de adaptarse a estas nuevas condiciones y pierdan su hábitat natural. Por ejemplo, según Oxfam Intermón, muchos osos polares se están muriendo ahogados a causa del derretimiento del hielo de los polos.

Como puedes ver, el calentamiento global está cambiando el clima de forma tan vertiginosa que hace peligrar la supervivencia de la vida en el planeta. ¿Y qué podemos hacer? Para evitar estas consecuencias catastróficas del cambio climático, es necesario implementar soluciones al calentamiento global que te presentamos a continuación.

6 soluciones contra el calentamiento global

Movidos por la evidencia, la mayoría de los gobiernos están tomando medidas para contribuir a contener y mitigar las consecuencias del cambio climático, por ejemplo, mediante compromisos como el Acuerdo de París, que buscan brindar soluciones al calentamiento global, coordinadas a nivel internacional.

Sin ir más lejos, este acuerdo, firmado el 12 de diciembre de 2015 y ratificado por 194 Estados que forman parte, establece objetivos a largo plazo para alcanzar metas como las siguientes:

  • Reducir sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Limitar el aumento de la temperatura global a 2 °C en este siglo.
  • Revisar los compromisos de los países cada cinco años.
  • Ofrecer financiación a los países en vías de desarrollo para que puedan mitigar el cambio climático y mejorar su capacidad de adaptación.

No obstante, las medidas y soluciones al calentamiento global también están en manos y al alcance de las empresas y personas. Por ello, desde Cuerva, queremos compartir algunas de las soluciones al calentamiento global que todas las personas podemos implementar en nuestro día a día para consumir los recursos de forma eficiente y reducir las emisiones de gases contaminantes.

  1. Reciclar

Reaprovechar los residuos en el hogar y en las empresas es el camino más simple y cercano para iniciarse en el reciclaje. De esta manera, toma el compromiso de separar los componentes de la basura de acuerdo a las recomendaciones de desecho. Por ejemplo, el papel, el vidrio, los plásticos y la materia orgánica pueden ser reutilizados, por lo que permite darles una “nueva vida” y, al mismo tiempo, reducir los desechos.

Asimismo, otra de las posibles soluciones al calentamiento global es reducir el consumo desmedido de recursos cuya generación contamina al medio ambiente. En este sentido, una buena medida al respecto puede ser utilizar papel reciclado, aprovechar ambas caras de una hoja e imprimir o fotocopiar solo lo necesario.

  1. Movilidad sí, pero sostenible

La movilidad sustentable es un modelo de traslado que permite ir de un lugar a otro sin generar mucha cantidad de emisiones contaminantes. Caminar o utilizar la bicicleta, en lugar de conducir un automóvil para distancias cortas, son una excelente forma de contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Asimismo, para distancias más largas, una buena práctica es utilizar el transporte público o compartir el automóvil entre varias personas.

Por otro lado, en el momento de planificar la compra de un automóvil, considera elegir uno eléctrico, ya que estos generan muchas menos emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con los vehículos que funcionan con gasolina o diésel.

  1. Preservar las zonas verdes

Los árboles y los pulmones verdes son una protección contra el calentamiento global, ya que absorben el CO₂ del aire. De hecho, en promedio, un árbol captura una tonelada de CO₂ durante sus primeros 30 años de vida.

Según estudios, la forestación, la restauración de las praderas marinas y el uso de cultivos de cobertura agrícola podrían ayudar a limpiar cantidades significativas de dióxido de carbono. Por ejemplo, de acuerdo con National Geographic, la restauración de los bosques ya talados en Brasil podría extraer del aire unos 1.500 millones de toneladas métricas de CO₂.

Sin duda, estas estadísticas demuestran que participar de forma activa en el cuidado de la naturaleza y plantar árboles no solo es necesario, sino que es una de las soluciones al calentamiento global alcanzables por todas las personas.

  1. Concienciar a los demás

La conciencia ambiental es una filosofía que se preocupa por conservar el medioambiente y garantizar su equilibrio en el presente y el futuro.

La sensibilización ambiental es vital para tomar consciencia del impacto que nuestras acciones tienen en el medioambiente. Participar en propuestas de concientización ambiental es una medida fundamental para enseñar a utilizar los recursos de forma responsable, ser consciente de los desafíos a los que se enfrenta el planeta Tierra y adquirir aptitudes para tomar parte en la resolución de los problemas.

  1. Ahorra energía. Sé más energéticamente eficiente

Otra de las posibles soluciones al calentamiento global consiste en utilizar de forma eficiente la energía, lo que implica emplear la menor cantidad posible de energía, pero obtener los mejores resultados en cualquier actividad. En definitiva, es una apuesta por hacer un uso responsable e inteligente de este recurso, necesario para la vida, pero altamente contaminante.

Un uso eficiente de la energía permite:

  • Ahorrar costes.
  • Cuidar el medioambiente mediante la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.
  • Asegurar el suministro energético.

En este sentido, algunas acciones que puedes llevar a cabo para la eficiencia energética en el día a día son las siguientes:

  • Apagar las luces de aquellos espacios que estén poco transitados o desocupados.
  • Desenchufar los electrodomésticos que no estén en funcionamiento.
  • Automatizar la iluminación.
  • Programar los termostatos de la calefacción y refrigeración bajo parámetros controlados.
  • Utilizar bombillas de bajo consumo.
  • Instalar sensores de movimiento o sistemas domóticos en el hogar.
  • Comprar electrodomésticos con clasificación energética A +.
  • Controlar el uso desmedido de los electrodomésticos.

Además, existen numerosas ayudas gubernamentales que promueven la eficiencia energética en el sector industrial de PYMES y grandes empresas. Si tienes dudas de por dónde empezar, puedes contar con nosotros para asesorarte sobre tus necesidades reales.

  1. Apostar por las energías renovables

Las energías renovables son aquellas que proceden de recursos que se reponen de forma natural, como la luz del sol, el viento, el movimiento del agua y el calor geotérmico. Este tipo de energía se encuentra en abundancia en nuestro entorno y tiene un impacto ambiental positivo, porque emplea recursos casi infinitos y no contamina. Por este motivo, la transición al uso de energías “limpias” es imprescindible para asegurar un planeta habitable para las generaciones futuras.

Si dispones de un tejado o cubierta, ya lo tienes todo. Opta por el autoconsumo fotovoltaico (industrial o residencial) como la manera más rápida, accesible, barata y eficiente de sumarte al buen legado que queremos dejar para nuestro planeta.

En Cuerva contamos con profesionales dedicados al desarrollo continuo de la energía para convertirla en algo mucho mejor, por lo que te ayudamos y asesoramos en esta transición energética como solución al calentamiento global.

Calentamiento global: soluciones como las energías renovables para un futuro más sostenible

Las energías renovables son una de las grandes soluciones para el calentamiento global y una pieza clave en la lucha contra el cambio climático. Según un informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables, en 2050, el 90% de todas las soluciones de descarbonización deberían involucrar el uso de energías renovables. Además, las energías limpias, como la eólica o la solar, tienen como ventaja su bajo costo y eficiencia, y su disponibilidad latente en todos los países.

En Cuerva trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía, porque creemos que nuestro entorno merece ser escuchado. Gracias a nuestro compromiso continuo y prácticas de trabajo eficiente, nos hemos convertido en agente de cambio dentro del sector energético, apostando por liderar la transición verde.

Entendemos la energía más allá de su utilidad tradicional, y asumimos el propósito de promover y compartir nuestro conocimiento y experiencia para garantizar un mejor futuro para la industria, las personas y el planeta. ¿Quieres llevar tu energía al siguiente nivel?

CTA descargable (421 × 280 px) (1)

Ebook gratuito

Empieza a ahorrar en tu empresa de manera sencilla, eficaz y respetuosa con el medio ambiente

Sobre el autor

Beatriz Jaldo, Jefa de EPC Renovables en Cuerva
Beatriz Jaldo, Ingeniera civil por la Universidad de Granada, es jefa de EPC Renovables en Cuerva. Dirige la ingeniería, compras, construcción y puesta en marcha de todas las obras de activos propios renovables de la compañía, en las tres tecnologías: solar, eólica e hidroeléctrica.
Artículos sobre Sostenibilidad
placas-solares-termicas
parques-eolicos-marinos-en-espana
eficiencia energetica en la industria

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas