La importancia del certificado de calidad para tu empresa: descubre cómo puedes lograrlo

Certificado de calidad
Susana Sánchez, Técnica de Calidad y Medio Ambiente de SGS en Cuerva
Escrito el 28 de febrero de 2023
Compartir

Los certificados de calidad son una forma en la que las empresas pueden demostrar su fiabilidad y compromiso tanto con sus productos y servicios como con el cliente. En este artículo, te explicamos el objetivo de estos certificados, sus principales tipos y qué pasos debes seguir para obtenerlos.

¿Qué son los certificados de calidad?

Los certificados de calidad son documentos que acreditan la competencia de los procesos de producción de una empresa a partir de unos estándares de calidad que han sido preestablecidos por un organismo regulador neutral y ajeno a la propia compañía.

Es decir, a través de este mecanismo, las empresas pueden demostrar y avalar la calidad al desarrollar su actividad, así como ofrecer sus productos o servicios con garantías a los consumidores.

Si bien en un inicio estos certificados de calidad se empleaban para verificar que las empresas cumplían determinados estándares, en la actualidad ofrecen un valor que va más allá del puro cumplimiento normativo. En este sentido, un certificado de calidad es un reconocimiento y una diferenciación para la empresa, que acredita el buen hacer y que ofrece garantías a los clientes.

Importancia y beneficios para las empresas de contar con un certificado de calidad

El cumplimiento de estándares de calidad preestablecidos por certificados de calidad oficiales proporciona una serie de ventajas a las organizaciones. Entre los principales beneficios que ofrecen, destacan los siguientes:

  • Se diferencian de la competencia: no es sencillo contar con un certificado de calidad, por lo que las empresas que los obtienen se posicionan por delante de aquellos competidores que no los tienen, esto es, les brinda una competitividad estratégica.
  • Aumentan el prestigio de sus productos y la reputación corporativa: estos certificados permiten a las empresas transmitir a sus clientes la calidad avalada por la organización reguladora, lo que genera en los clientes una mayor confianza en sus productos y servicios.
  • Se optimizan los procesos internos: las empresas deben superar una serie de criterios para obtener la certificación, y en el proceso pueden obtener indicaciones de mejoras en los procesos por parte de la entidad certificadora.
  • Se reducen las pérdidas y los costos: al contar con procesos revisados y optimizados, se reducen los riesgos y hay una mayor eficiencia, lo que hace que se reduzcan los costes y se pierda menos tiempo.

Tipos de certificados de calidad

A la hora de certificar la calidad dentro de una empresa, esta puede enfocarse en diferentes aspectos, por ejemplo, en la calidad de los productos o servicios, la seguridad, la gestión ambiental, etc. Por esta razón, existen diferentes tipos de certificados específicos para cada ámbito. Algunos de ellos son:

Certificación de calidad ISO

Los certificados ISO son los más reconocidos. Se trata de un conjunto de normas de fabricación, comunicación y comercio de alcance internacional que han sido elaboradas por la Organización Internacional de Estandarización (ISO, por sus siglas en inglés). Esta organización independiente y de carácter no gubernamental fue creada en Suiza en 1947 y, a día de hoy, reúne a 162 miembros de países de todo el mundo.

Entre sus certificados de calidad, destacan la ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001 o ISO 50001.

ISO 9001: este es el certificado de calidad más importante. Se trata de una certificación encargada de supervisar la calidad de los productos y servicios que ofrecen las empresas. Garantiza que los productos y servicios se someten a controles y evaluaciones de calidad para que lleguen de forma adecuada a los consumidores, ofreciendo así una mayor seguridad a los clientes.

ISO 14001: este es otro de los certificados de calidad más reconocidos. Garantiza que las empresas implementan de forma adecuada un sistema de gestión medioambiental, para demostrar su compromiso con un planeta sostenible y resiliente.

ISO 45001: este certificado refleja las mejores prácticas en el mundo moderno, elevando el punto de referencia en términos de seguridad y salud en el trabajo. Contar con un sistema de gestión ISO 45001 efectivo ayuda a las empresas a anticiparse, adaptarse y dar respuesta ante imprevistos, al ofrecer tanto resiliencia como agilidad en el mercado global.

ISO 50001: este certificado de calidad determina los estándares que las empresas deben cumplir en materia de eficiencia energética en el proceso productivo. Es un certificado muy interesante para empresas que quieran demostrar su compromiso de contar con una buena política y gestión energética en sus instalaciones. Una de las consecuencias de adoptarlo es percibir un ahorro real y cuantificable del coste energético en las organizaciones.

Certificado de calidad I+D+

Al margen de la familia ISO, existen otros certificados de calidad centrados en otros aspectos como el certificado de calidad I+D+i, que certifica que un proyecto aporta una innovación tecnológica o de investigación real.

Sello de calidad en internet IQ

El Sello de calidad en internet IQ certifica la calidad en empresas basadas en internet. En este sentido, avala el cumplimiento de la legalidad y seguridad establecidas por la ley vigente en la web, como la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), o el cumplimiento de un decálogo de buenas prácticas, ya sea de accesibilidad, usabilidad, etc.

Pasos para conseguir un certificado de calidad

Obtener un certificado de calidad es un proceso largo que requiere de mucha implicación por parte de la empresa, ya que supone revisar y optimizar los procesos y áreas de trabajo de toda la organización.

Dependiendo del tipo de certificado de calidad que se quiere obtener, los criterios pueden variar, pero a, grandes rasgos, estos certificados se pueden conseguir siguiendo estos pasos:

  1. Conoce los requerimientos normativos y legales para el cumplimiento de la certificación.
  2. Realiza un análisis de la situación actual de la empresa para definir qué acciones será necesario desarrollar.
  3. Implementa las acciones orientadas al cumplimiento de los criterios definidos en la certificación.
  4. De forma simultánea al punto anterior, documenta todos los procesos, ya que esta información es fundamental de cara a la obtención final de la certificación.
  5. Proporciona formación a todos los equipos de la empresa para que conozcan los nuevos procedimientos y criterios.
  6. Realiza auditorías internas. Si bien no es algo obligatorio, contribuye a comprobar que los nuevos procedimientos y sistemas cumplen con lo esperado y no hay imprevistos.
  7. Solicita una auditoría a consultores especializados antes de la certificación oficial.
  8. Solicita la auditoría de certificación a la entidad independiente que corresponda en función del certificado de calidad que se quiera obtener.
  9. En caso de que se detecten inconformidades, la entidad certificadora emitirá un informe para que estas puedan ser solventadas de manera previa a la certificación.
  10. En muchos casos, las certificaciones tienen una validez para un cierto periodo de tiempo, por lo que realiza auditorías posteriores para renovar el certificado.

Cómo obtener un certificado de calidad para tu empresa

El proceso de obtención de los certificados no siempre es sencillo, por lo que es una buena idea contar con la ayuda de especialistas para reducir los plazos y facilitar la certificación. Y es que, tanto si eres una empresa grande o pequeña, estos certificados son una manera de demostrar tu compromiso con la calidad, a la vez que mejoras tu reputación y generas una mayor confianza en el cliente.

En Cuerva llevamos 80 años en el sector energético, por lo que podemos ser tu socio de confianza para mejorar tu situación energética actual gracias a nuestra experiencia probada. Desde nuestra experiencia, ayudamos a otras empresas y organismos a mejorar la relación que tienen en torno a la energía, el medio ambiente y las renovables.

Además, como empresa del sector energético de referencia, a través de procesos, generación de energía renovable y distribución de energía eléctrica, así como de diseño, ejecución, operación y mantenimiento de instalaciones eléctricas, de telecomunicaciones y control de datos, ofrecemos siempre a nuestros clientes el máximo compromiso en calidad, en tiempo y forma. De hecho, nuestro sistema de gestión integrada (SGI) satisface los requisitos aplicables de las normas UNE-EN ISO 9001:2015, UNE-EN ISO 14001:2015, ISO 50001:2018 e ISO 45001:2018.

¿Te ayudamos a optimizar tus recursos energéticos? Descubre cómo aquí y no lo pienses más.

CUE - Hacia un futuro sostenible

Infografía gratuita

Descubre cómo invertir en energías renovables y cómo evaluar la rentabilidad de tu inversión.

Sobre el autor

Susana Sánchez, Técnica de Calidad y Medio Ambiente de SGS en Cuerva
Licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad de Granada, con más de 18 años de experiencia en la gestión integrada de calidad, medio ambiente y energía en sector de la ingeniería civil y edificación. Actualmente aplica estos conocimientos en el desarrollo de un sistema certificado de gestión cuya finalidad es la sostenibilidad, eficiencia energética y cumplimiento con la normativa vigente de los procesos y procedimientos en la empresa.
Artículos sobre Gestión empresarial
memoria de sostenibilidad
ques es un ppa
Cadena-de-valor-que-es
digitalización sostenible

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía. ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe un boletín con historias relacionadas con la transformación energética, artículos de innovación y consejos. Al enviar, aceptas nuestra Política de Privacidad.

Contacta con nosotros

Rellena este formulario o:

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada. Spain.

Horario de atención:

Lunes a jueves 08:00 a 18:00 horas

Viernes 08:00 a 14:00 horas