Autoconsumo compartido: reduce costes con tu energía solar

autoconsumo compartido
Moisés Garrido, COO en Cuerva
Escrito el 8 de septiembre de 2022
Compartir

El autoconsumo compartido es una de las formas de colaborar conjuntamente con los objetivos de sostenibilidad energética y lucha contra el cambio climático, una problemática que es imprescindible atender con urgencia.

Pero este tipo de instalaciones, además de utilizar recursos renovables en la producción de energía y disminuir las emisiones a la atmósfera, hacen que la dependencia energética sea menor y se comparta en comunidades energéticas. Más específicamente, el autoconsumo compartido consiste en la generación de energía mediante una instalación fotovoltaica que se comparte y autoconsume por más de un usuario.

Pero, comenzando por los conceptos básicos: ¿qué quiere decir “autoconsumo fotovoltaico”? Puede que ya hayas oído hablar de él pero, a continuación, te vamos a explicar de manera clara y concisa todo sobre esta nueva forma de consumir energía, y sus principales beneficios.

Qué es y cómo funciona el autoconsumo FV

El autoconsumo fotovoltaico consiste en la producción de energía eléctrica para el consumo propio, mediante paneles solares fotovoltaicos que se ocupan de transformar la luz solar en electricidad. Fundamentalmente, esto permite a los usuarios ser parte de la transición energética y colaborar con el medioambiente, a la vez que se genera un ahorro económico en la factura de electricidad. En definitiva, el autoconsumo fotovoltaico es una opción rentable, eficiente y sostenible. Cuando hablamos puntualmente de autoconsumo compartido (también conocido como colectivo), nos referimos al aprovechamiento de esa producción de energía fotovoltaica producida por paneles solares, por parte de una comunidad de vecinos o parques empresariales.

El autoconsumo compartido puede ser con excedentes, en sus dos subcategorías: con compensación simplificada (es decir que la energía “sobrante” es enviada a la red y por ello el propietario recibe un descuento en la factura) o sin compensación, donde los usuarios podrían vender ese excedente si logran un acuerdo con las comercializadoras o si se dan de alta como productores en el RAIPRE, que es el Registro Administrativo de las Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica.

Tipos de autoconsumo: excedentes y compensaciones

Instalaciones en autoconsumo SIN excedentes.

Se trata de instalaciones en autoconsumo que, aunque están conectadas en la red interior del consumidor que enlaza con la red de distribución o transporte, no ceden en ningún momento energía a la red. Deben estar provistas de un sistema anti-vertido de acuerdo con la ITC-BT-40.

El titular del punto de suministro (consumidor) será también el titular de las instalaciones de generación conectadas a su red, y será responsable de cualquier incumplimiento que pudiera tener consecuencias en la red.

En un autoconsumo compartido SIN excedentes (solo conectado a red interior), la titularidad de la instalación de generación y del mecanismo anti-vertido será compartida por todos los consumidores asociados.

Instalaciones en autoconsumo CON excedentes.

Se trata de instalaciones en autoconsumo conectadas a la red de distribución o transporte, que pueden ceder energía a la red. En un autoconsumo CON excedentes (tanto individual como colectivo), si la instalación de generación se conecta en red interior del consumidor o si comparte las infraestructuras de conexión a la red de distribución o transporte, el productor y los consumidores responderán solidariamente de cualquier incumplimiento.

Es necesario aclarar que la conexión de las instalaciones puede realizarse de dos maneras:

1) Con conexión a la red interior del consumidor o consumidores asociados. En este caso se denominan instalaciones próximas en red interior.

2) Con conexión en un punto externo a la red interior, de manera que la instalación generadora se une a los consumidores asociados utilizando la red pública de distribución o transporte. En este caso se denominan instalaciones próximas a través de red.

Para cualquier tipo de conexión que se elija (en red interior o a través de red) el autoconsumo con excedentes podrá ser individual (dando servicio a un único consumidor) o colectivo (dando servicio a varios consumidores).

Según el Real Decreto 244/2019, dentro del autoconsumo con excedentes, encontramos dos tipologías:

- Instalación con excedentes acogida al mecanismo de compensación de excedentes

Para cualquier tipo de instalación de autoconsumo CON excedentes, individual o colectivas, conectadas a red interior es posible que, voluntariamente, el consumidor o consumidores se acojan al mecanismo de compensación de excedentes. En este mecanismo de compensación, la energía procedente de la instalación de autoconsumo que no sea consumida instantáneamente o almacenada por los consumidores asociados, se inyecta a la red.

Cuando los consumidores precisen más energía de la que les proporciona la instalación de autoconsumo, comprarán la energía a la red al precio estipulado en su contrato de suministro (PVPC o de mercado libre pactado con la comercializadora). Al final del periodo de facturación (que no podrá ser superior a un mes) se realiza la compensación entre el coste de la energía comprada de la red y el valor de la energía excedentaria inyectada a la red (valorada a precio medio horario de mercado menos el coste de los desvíos o al precio acordado entre las partes, según sea el contrato de suministro a PVPC o de mercado libre respectivamente).

- Instalación con excedentes no acogida a compensación

En los casos en que el consumidor no desee adherirse al mecanismo de compensación de excedentes, o no se cumpla alguna de las condiciones necesarias para acogerse a él, la instalación volcará a la red los excedentes de energía no autoconsumida instantáneamente ni almacenada. Esta energía excedentaria será vendida en el mercado eléctrico y recibirá el mismo tratamiento que el resto de energía producida por fuentes renovables, cogeneración y residuos, siendo aplicable el Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE) del 7% y el peaje de generación de 0,5 €/MWh.

En 2020, España se ha afianzado en esta área, posicionándose como el octavo país entre los mayores consumidores de energías limpias del mundo, puntualmente con 0,77 exajulios, lo que es alrededor de un 21% del consumo bruto final del país. Además, en 2021 se logró el récord de generación de energías verdes, alcanzando el 46,6%, según Red Eléctrica Española, siendo la energía fotovoltaica la que más creció respecto del año anterior.

Cuáles son las ventajas del autoconsumo compartido industrial

Cada vez son más las empresas que optan por el autoconsumo compartido industrial, y
eso se debe principalmente a las ventajas que presenta
, entre las que se destacan las siguientes:

  1. Optimiza recursos energéticos: el consumo energético que tu empresa genere y autoconsuma para realizar su actividad será descontado del coste del consumo energético de tu empresa.

  2. Reduce gastos: la inversión inicial de la instalación es menor si hay varios participantes involucrados, ya que algunos materiales se comparten, beneficiándose también de la economía de escala. Por ejemplo, una instalación de 100 KW es más barata que realizar 10 instalaciones de 10 K.. Además, como consecuencia de lo anterior, si te unes al autoconsumo compartido de un tercero, obtendrás energía a un precio competitivo, ya que obtienes descuentos importantes en el costo actual y futuro de la energía. Es decir, si la instalación es inversión de un tercero al que le compras la energía, podrá ofrecerte el KWh más barato porque su inversión también ha sido menor. Se trata de un beneficio mutuo tanto para el generador como para el consumidor.

  3. Tiene mayor control: al limitar la dependencia de terceros, obtendrás electricidad a un precio estable y fácilmente predecible.

    Impulsa la sostenibilidad y la eficiencia energética: es una inversión en nuevos activos renovables que reducirán la generación de energía proveniente de fuentes contaminantes.

  4. Mejora el índice de Responsabilidad Social Corporativa: el impacto de la empresa en esta iniciativa es totalmente positivo, y permitirá construir un posicionamiento sostenible en la percepción de marca.

  5. Permite acceder a subvenciones: gracias a diversas políticas públicas en comunidades autónomas y municipales que fomentan la transición hacia las energías renovables, es posible beneficiarse de subvenciones para la implementación de distintos proyectos, entre ellos aquellas instalaciones que permiten el autoconsumo compartido.

Qué tipos de acuerdos de autoconsumo existen

Actualmente, hay dos tipos de acuerdo que pueden establecerse entre empresa y proveedor de instalación.

1. PPA (Power Purchase Agreement)

Se trata de un acuerdo de compra-venta de energía a largo plazo mediante el cual la empresa proveedora se encarga de todo el proceso: desde la evaluación, el diseño, la inversión en los equipos y materiales fotovoltaicos, los trámites legales y la instalación. El cliente, por tanto, no debe pagar absolutamente nada por ello, ni siquiera del costo del servicio de mantenimiento.

Para explicarlo de otra manera, se establece un contrato de la instalación de forma tal que tengas diferentes opciones de pago, que pueden ser “por cuota fija” a la compañía, precios por KWh fijo, o descuento fijo respecto al precio que te ofrece tu comercializadora de luz, con lo que ahorras en el total de la factura de la red convencional.

Este tipo de contratos están en auge no sólo en instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, si no también en plantas fotovoltaicas de generación de energía. Según el último informe de BloombergNEF, los volúmenes de PPA corporativos en la región de Europa, Medio Oriente y África (EMEA) casi se triplicaron: pasaron de 2,6 GW en 2019 a un récord de 7,2 GW al año siguiente.

Conforme a BNEF, en España, de hecho, en 2020 las empresas anunciaron contratos para comprar como mínimo 4,2 GW de energía limpia (luego de 300 MW en 2019). Esto fue gracias a los recursos naturales que el país ofrece y a un grupo de desarrolladores con gran experiencia, que permiten tener uno de los precios más competitivos de Europa para proyectos solares y eólicos.

Y centrándonos en el autoconsumo específicamente, la potencia instalada de autoconsumo alcanzó los 1.151 megavatios (MW) en 2021, lo que representa un crecimiento del 85% con respecto a los 623 MW instalados en el año anterior, según informó APPA Renovables.*

* “En la actualidad, hay del orden de 2,5 GW de potencia en instalaciones de autoconsumo en España y el sector estima que en un escenario conservador se superarían los 11 GW, estando así el desarrollo actual del autoconsumo por delante de las previsiones más optimistas.”

2. EPC (Engineering, Procurement and Construction)

En este tipo de contratos de ingeniería, compra y construcción (como se diría en español), la empresa proveedora realiza la instalación del sistema fotovoltaico “llave en mano”, incluyendo la evaluación del proyecto, su implementación, el suministro de los equipos, gestionar los permisos legales y la instalación completa.

El cliente que elige este tipo de acuerdo paga el total del coste de la instalación y se hace propietario de ella. De este modo, se estaría invirtiendo el monto a la vez que se ahorraría en energía.

3. Contratos mixtos

En los contratos mixtos de PPA y EPC de energía, el cliente decide el porcentaje de la planta paga como inversión inicial, y el resto se hace mediante contratos a largo plazo hasta la amortización de la planta. Una vez finalizado, pasa a ser de su propiedad, pero facilita el acceso a este tipo de proyectos.

Qué subvenciones existen para el autoconsumo

Bajo el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el Gobierno de España ha desarrollado programas de incentivos para la ejecución de instalaciones ligadas al autoconsumo y al almacenamiento, con fuentes de energías renovables (EERR), así como la implantación de sistemas térmicos renovables en el sector residencial.

Se trata de 6 programas de incentivos que incluyen la realización de instalaciones con fuentes de energía renovable en el sector servicios, en otros sectores productivos, en el sector residencial y de administraciones públicas, con o sin almacenamiento, y la incorporación de almacenamiento en instalaciones de autoconsumo ya existentes. Además, este programa se ha ampliado recientemente, ya que en mayo de 2022 se han incluido a autónomos y se ha flexibilizado la capacidad de almacenamiento permitida a instalar.

Cuáles son los pasos para beneficiarte del autoconsumo solar

Si te interesa implementar el autoconsumo compartido, tanto instalando en tu cubierta como conectándote a una instalación solar existente, estos son los pasos que seguimos:

- En primer lugar, se hace un estudio inicial donde se analiza cada caso, según el tipo de consumo, para realizar una propuesta de instalación de autoconsumo acorde. Aquí se tratarán todos los detalles de la instalación y la aceptación del presupuesto por parte del cliente.

- Una vez hecho esto, se realizan todos los trámites y gestiones necesarias para conseguir autorizar la instalación.

- Si quieres beneficiarte de las ayudas actuales para el autoconsumo compartido, también se realizan los trámites necesarios para solicitar la subvención pertinente. En Cuerva te ayudamos con esto.

- Después, se gestiona el contrato, diseño, suministros necesarios y construcción del proyecto. También es necesario firmar un acuerdo para establecer los coeficientes de reparto entre los participantes de la comunidad de autoconsumo compartido, tanto si es en un parque empresarial como en una comunidad de vecinos..

- Finalmente se pasa a la ejecución del proyecto, la dirección de obra y la coordinación de Seguridad y Salud.

En Cuerva, nos encargamos de la gestión administrativa con el Ayuntamiento pertinente y los trámites de legalización con Administraciones públicas y distribuidor eléctrico, y para asegurar el correcto funcionamiento y puesta en marcha de la planta fotovoltaica; además, realizamos, periódicamente un mantenimiento de la instalación para que luzca como el primer día.

La implementación de energías renovables es un hecho y son muchas las ventajas ofrece. No hay mejor momento para aprovecharlas que ahora, no sólo por la urgencia del cambio climático y para consumir energía de forma más accesible, más sostenible y más transparente, sino también por los programas de incentivos que permiten acelerar esta transformación. En Cuerva podemos y queremos acompañarte en el cambio, haciendo que tu propia energía te haga ir más allá…

Sobre el autor

Moisés Garrido, COO en Cuerva
Moisés Garrido es director de operaciones en Cuerva y se dedica a la gestión del talento que le rodea para superar retos presentes y futuros en el mundo de la energía. Tras 11 años como director técnico en una empresa de ingeniería energética y de telecomunicaciones y, desde 2010, en Cuerva, está estrechamente ligado al mundo de las energías renovables y las instalaciones eléctricas.
Artículos sobre Nuevos roles de la energía

Trabajamos para transformar y mejorar el sector de la energía ¿Te gustaría saber más?

Suscríbete y recibe cada dos semanas un boletín con historias relacionadas a la transformación energética, artículos de innovación y consejos.

Contacta con nosotros

958 570 360
info@cuervaenergia.com

C/ Santa Lucía 1 K 18194.
Churriana de la Vega - Granada.

Horario de atención: 9:00h a 18:00h.